Griezmann se desploma y ya es un nuevo problema para el Barça

El discreto rendimiento del francés sobre el terreno de juego ha llevado a su depreciación: de 150 millones a 35

El Atlético, con la camiseta del Atlético

El Atlético, con la camiseta del Atlético / EFE

El futuro de Griezmann está más que nunca en el aire. Mientras que la claúsula de obligatoriedad de compra que tiene el Atlético tras la cesión del futbolista al Wanda procedente del Barça es toda una incógnita, hay fuentes que ya dudan sobre su continuidad en el cuadro colchonero.

De hecho, su rendimiento (más que discreto) ha llevado al futbolista a una depreciación total: de 150 millones a finales de 2018 a los 35 actuales. Su valor de mercado se ha desplomado y ahora falta por ver qué sucede con su futuro. Si fichaje, tal y como comenta el diario SPORT, fue ya muy cuestionado por la afición colchonera en su segunda etapa. Y es que, finalmente y tras años de rumores, acabó dejando al club de sus amores para marcharse a un Barça en el que nunca triunfó.

Fue decir que estaba listo para "comer en la misma mesa" que Messi y Cristiano, los dos mejores en aquel momento, para ponerse una presión extra que acabó afectando a su rendimiento. Griezmann nunca llegó a encajar en el Barça y esa falta de galones le hizo convertirse en un jugador más discreto, que ya no destacaba. La realidad es que en el Camp Nou nunca tuvo la oportunidad de ser el líder del proyecto y eso pudo influir en su "hudimiento".

Este mercado de fichajes se antoja como la más importante para saber la dirección de su futuro más inmediato: ¿Se quedará en el Atlético? ¿Será titular en el Mundial de Catar 2022? El tiempo dirá.