El fin de Luka Jovic en el Real Madrid podría estar muy cerca. Todo apunta a que el delantero finalizará su periplo en el conjunto blanco para recalar en la Fiorentina, aunque el conjunto español no ingresará ni un solo euro por el traspaso. Eso sí, se guarda un 50% de futura venta.

El serbio llegó a la disciplina blanca por una cantidad de 63 millones de euros tras realizar dos buenas temporadas en el Eintrancht de Frankfurt, pero la realidad es que en LaLiga nunca se llegó a ver ni un poco a aquel delantero que deslumbró en la Bundesliga, y tras una temporada y media salió cedido de nuevo al equipo alemán, todo experimentó una pequeña mejoría, aunque no suficiente.

Esta temporada ha jugado de nuevo en el Real Madrid muy a cuenta gotas. Únicamente 19 partidos repartidos entre Liga, Copa del Rey y Champions, en los que tan solo ha conseguido ver portería en una ocasión. Unas cifras goleadores muy pobres que han terminado por sentenciarle.

Ahora viajará a Florencia para reencontrarse con su mejor versión y volver a demostrar que es un gran delantero centro, como bien lo hizo en Alemania. A sus 24 años de edad fichará por todo un histórico de la Serie A, en el que, si consiguen superar la fase previa, disputarán la segunda edición de la historia de la Conference League.