El Chelsea está en plena reconstrucción. Futbolistas importantes como Rüdiger o Christensen ya se han ido y pueden salir más como Azpilicueta o Marcos Alonso. Sin embargo, la llegada de Todd Boehly está impulsando los fichajes y el nuevo propietario ya ha gastado casi cien millones en Raheem Sterling y Kalidou Koulibaly.

Se esperan más llegadas, como la de Jules Koundé, y eso implica dar salida a los descartes del club. Por eso mismo, Thomas Tuchel se ha tomado la libertad de confeccionar la lista de los futbolistas transferibles. En total son seis los jugadores de los que quiere desprenderse el alemán. A diferencia de otros equipos como el Barça el Chelsea sí los ha llevado a su gira por Estados Unidos, pero ya se les busca salida.

Kepa Arrizabalaga y Timo Werner, los más sonados

Kepa, durante la final de la Carabao Cup con el Chelsea. Reuters

Entre los seis futbolistas transferibles hay algunos que lo están porque no han venido entrando en los planes de Tuchel y otros que simplemente no dan un rendimiento acorde a sus fichas. Según ha publicado The Sun, los seis jugadores son Kepa Arrizabalaga, Robert Kenedy, Malang Sarr, Ross Barkley, Michy Batshuayi y Timo Werner.

Al arquero español le quedan tres años de contrato, pero su papel en el equipo es testimonial. Ya acumula dos temporadas consecutivas siendo suplente y disputando muy pocos partidos y su estancia en Stamford Bridge podría llegar hasta aquí. Werner, aunque sí tiene minutos como revulsivo, no convence a Tuchel ni con la salida de Lukaku.

En el caso de Robert Kenedy el gran interesado es el Espanyol, que busca su fichaje a petición de Diego Martínez, técnico que le dirigió cuando estuvo cedido en el Granada. No hay intereses destacados por ninguno de los otros jugadores, por lo que el Chelsea tiene trabajo por delante para colocarlos.