El Manchester United sigue buscando refuerzos en el mercado para apuntalar su delantera. El futuro incierto de Cristiano obliga, más si cabe, a actuar al conjunto inglés que quiere formar una buena plantilla para intentar, después de muchos años, volver a levantar el título de la Premier League.

La Primera División inglesa arrancaba este fin de semana, aunque los equipos aún disponen de un mes para sondear el mercado y hacer refuerzos, por lo que el Manchester United habría puesto ahora sus ojos en Leroy Sané.

La llegada de Mané al Bayern podría afectar directamente al internacional alemán, que vería reducida su cantidad de minutos en exceso, por lo que un cambio de aires podría estar en su mente. El nuevo míster de Old Trafford habría preguntado por su situación para reforzar su extremo.