El jugador Santi Mina, delantero del Celta condenado en primera instancia a cuatro años de prisión por un delito de abuso sexual, podría continuar su carrera deportiva en el equipo saudí Al Shabab si acepta la oferta del conjunto dirigido por el español Vicente Moreno.

El futbolista no juega un partido con el equipo gallego desde la sentencia de la Audiencia Provincial de Almería a principios de mayo.

Apartado desde entonces de la dinámica del grupo por decisión del presidente, Carlos Mouriño, los abogados de Santi Mina solicitaron a mediados de julio la incorporación inmediata del jugador a las sesiones de entrenamiento.

Una reclamación que generó una total discrepancia entre el jugador y los dirigentes del Celta, que buscaron, sin éxito, que se marchara cedido al Aris de Salónica o al Shabab Al-Ahli de los Emiratos Árabes Unidos.

Ahora es el Al Shabab, rival del Celta el pasado sábado en el Memorial Quinocho, el que ha presentado una última oferta por el jugador, ya que el acuerdo con la entidad viguesa es total para su cesión, informaron a Efe fuentes del club celeste.