Cristiano Ronaldo estaba decidido a abandonar el Manchester United y ya ha conseguido. En verano se ofreció a muchos clubes de Europa y estos meses han sido muy duros. No fue nada fácil para el portugués irse de Old Trafford, pues los red devils no quisieron facilitar su salida y varios equipos ya le rechazaron en el último mercadi. El último candidato a ficharlo que salió fue el Atlético de Madrid.

Antes de que Jorge Mendes propusiera el nombre del luso a la entidad colchonera llegaron las negativas de otros grandes de Europa como el Bayern o el Chelsea: a Todd Boehly le parecía bien pero Thomas Tuchel se cerró en banda. La Roma de Mourinho no fue opción porque no jugaba Champions y tampoco se produjeron avances con el Barcelona y el PSG, otros de los equipos con los que fue vinculado. Ahora ya es lo de menos jugar la máxima competición.

Era inviable económicamente para el Atlético... ¿se le podía hacer hueco a Cristiano?

Simeone quiere a Cristiano Ronaldo en su equipo EFE

El equipo rojiblanco no pudo afrontar los costes del astro portugués. Cobra una ficha muy importante y, aunque le quedara un año y tuviera 37 años, también había que pagar por el traspaso al Manchester United. Sin embargo, al Cholo Simeone le entusiasmaba fichar a Cristiano Ronaldo por su gran efectividad de cara a portería, un perfil que encajaba perfectamente en un Atlético que está tratando sin éxito de volver a ser muy rocoso en defensa en el curso 2022/23 tras sufrir mucho en este ámbito la temporada pasada.

Otro factor clave era que las relaciones entre el club y Jorge Mendes, agente del 'bicho', son muy positivas. Sin embargo, la parcela ofensiva ya estaba cubierta con João Félix, Ángel Correa, Griezmann y Matheus Cunha, a los que se unió tras volver de su cesión Álvaro Morata.

En este sentido, el hombre que podía salir era Morata, que no convencía a Simeone y tenía cartel para ser traspasado. Sin embargo, esta venta no hubiese sido suficiente para financiar el fichaje del luso: según informaba As, el Atlético debería ingresar por lo menos 40 millones por traspasos. De este modo debía debilitarse en otra posición para poder aspirar a fichar a Ronaldo.

Por su parte, el todavía jugador del Manchester United veía con buenos ojos recalar en el Metropolitano. La ciudad de Madrid y LaLiga le gustan y ser rojiblanco le hubiese permitido luchar por títulos y disputar la Champions por vigésima temporada consecutiva, algo que no ocurrió al quedarse en Old Trafford. Sin embargo no fue viable y ahora al no jugar Champions ni Europa League es difícil que el Atlético pueda fichar. Esta fue la historia del no fichaje del luso por el club del Cívitas.