Empieza a esclarecerse el futuro de Tiemouè Bakayoko, por el momento en el Milan a préstamo por el Chelsea, que todavía conserva sus derechos desde que lo fichara procedente del Mónaco. Cerca de 40 millones de euros desembolsó Abramovich a los monegascos para hacerse con el prometedor centrocampista francés. Cinco años y medio más tarde, el parisino no ha acabado de encontrar su sitio, rebotando de cesión en cesión, pasando por Milán, Mónaco, Nápoles y ahora de nuevo en Milán.

Vinculado en numerosos mercados con la figura del Valencia, y ahora más si cabe con Gattuso, con el que coincidió en Italia, parece que va a encontrar una salida definitiva de los 'blues'. El perfil del galo, de origen costamarfileño, le hacía un nombre idóneo para el centro del campo del Valencia, reuniendo una serie de condiciones que pedía el técnico italiano para reforzar su medular. Físico, potente, con experiencia, y con ganas de reivindicarse y recuperar su mejor nivel. Sin embargo, un mejor contrato ha hecho que aterrice en un nuevo destino, lejos de Túria.

Informa Nicolò Schira que Bakayoko está negociando su fichaje por el Adana Demispor, que le ofrece un contrato hasta 2026, a razón de 3 millones por temporada, cifras a las que no se puede acercar el Valencia. Milan y Chelsea ya habrían acordado el romper su vinculación y dejarle salir, rumbo al club turco de Vincenzo Montella, ex técnico del Sevilla.

Termina así un culebrón que ha durado años, y se une a una Superliga Turca junto a otros nombres deseados del Valencia en mercados pasados como Torreira. Se le escapa un nuevo pivote con experiencia a Gattuso.