El FC Barcelona sigue rastreando el mercado. Conscientes de que la plantilla de esta temporada no basta para conseguir los objetivos, Joan Laporta y Mateu Alemany trabajan en una profunda remodelación que empieza por el gol. Aunque el fichaje de Pierre-Emerick Aubameyang palió en buena parte los problemas del equipo para ver portería, el cuadro culé quiere dar un paso más.

En ese sentido, la prioridad es la misma desde hace meses: Robert Lewandowski. El ariete polaco está decidido a abandonar el Bayern de Múnich y no ve con malos ojos aterrizar en la ciudad condal, pero es una operación difícil en lo económico. Otra de las posibilidades que se valoran es la de Romelu Lukaku, que está ansioso por salir del Chelsea y está dispuesto a perdonar buena parte de su sueldo si le abren las puertas de una cesión.

Mauro Icardi es otra opción, pero Leo Messi no lo recomienda

La relación de Leo Messi con Mauro Icardi se ha deteriorado desde que son compañeros en el PSG PSG vía Twitter

El nuevo nombre que se valora ahora en las oficinas del Camp Nou es el de Mauro Icardi. El argentino ha mantenido su tendencia de pérdida de protagonismo este año con la llegada de su compatriota Leo Messi al PSG. Este curso apenas ha disputado 1.307 minutos, una cifra muy residual para un futbolista de su entidad.

La gran esperanza del delantero para recuperar su presencia en las alineaciones era que la salida de Mbappé al Real Madrid le devolviese a la titularidad, pero la renovación del francés cierra esa puerta. De este modo, el objetivo de Icardi es muy claro: salir del Paris Saint-Germain para embarcarse en otro club importante de Europa.

Nasser Al-Khelaïfi tampoco ve con malos ojos vender al nueve argentino para hacer caja y liberar la ficha de un jugador que no está dando un rendimiento acorde a su sueldo y está siendo noticia por polémicas extradeportivas. A nivel económico le saldría barato al Barcelona pero, según informa El Nacional, Xavi Hernández ha recibido un informe muy negativo de Leo Messi, compañero de Icardi tanto en París como en la Albiceleste. La recomendación de 'La Pulga' es clara: desaconseja su fichaje por su mala relación, su rendimiento deportivo descendiente y los problemas que da fuera del campo.