El FC Barcelona ha incorporado este verano, de momento, a Franck Kessié y a Andreas Christensen, dos jugadores que han llegado a coste cero después de que acabaran contrato con sus respectivos clubes.

Pero, además, el conjunto blaugrana también ha realizado una incorporación estratégica de la mano de Joan Laporta. Se trata de Pablo Torre, un centrocampista de sólo 19 años que ha llegado del Racing de Santander y que, en principio, iba a reforzar el filial barcelonista.

Sin embargo, Xavi Hernández está alucinando estos días con el joven jugador, que según apunta ‘As’ seguirá en la dinámica del primer equipo toda la temporada. Es más, el técnico catalán lo valora ya como posible alternativa como interior o mediapunta.

No obstante, hasta que no se terminen de concretar el resto de fichajes para el primer equipo del Barça su rol no terminará de definirse. La idea es tener las posiciones dobladas, pero un extra con Pablo Torre también encajaría.