19 de noviembre de 2018
19.11.2018
Black Friday

Cinco consejos para ahorrar en las compras del Black Friday 2018

Descubre las claves que debes de tener en cuenta para adquirir productos de forma inteligente

19.11.2018 | 11:40

El Black Friday es una tradición estadounidense que se importó a España hace ya algunos años. Fue en las grandes ciudades donde se empezaron a ver descuentos en el 'viernes negro', último viernes de noviembre, dando el pistoletazo de salida a las compras navideñas. En esas mismas ciudades es, según un estudio elaborado por iAhorro.com, donde la intención de compra ha descendido más respecto al año pasado. Concretamente serán en las comunidades de Madrid y Cataluña las que más compradores perderán.

Madrid es la ciudad donde menos intención de compra hay con un 50,8% mientras que en Ceuta donde más, casi un 63% de sus habitantes piensan realizar alguna compra. Más allá de la intención de compra es importante seguir ciertos consejos, empezando por evitar las compras impulsivas:

Planifica tus compras del Black Friday

Échale un ojo a tus necesidades y a tu capacidad económica para ver qué presupuesto puedes y quieres dedicar a las compras del Black Friday. Será importante ceñirse al plan inicial porque se presupone una decisión más meditada y coherente con la posibilidad de gasto.

Por otra parte, también se pueden ir seleccionando los productos o servicios que se quieren comprar. Así seremos más ágiles en la compra, habrá menos tentaciones de comprar de más y conoceremos de propia mano tanto el precio inicial como el descuento que se le aplica.

Cuidado con dejarse llevar por los descuentos

Al ver descuentos importantes es fácil dejarse llevar por la idea de ahorrar comprando productos que, si solo tenemos en cuenta el descuento, es muy probable que no necesitemos y, en muchos casos, ni vayamos a utilizar. Por eso es importante el primer punto referente a la planificación de las compras.

Atención a las condiciones de la compra

Que se apliquen descuentos no significa que se pueda bajar la calidad o que las condiciones de venta empeoren y hay que asegurarse de que no ocurre. Algunos de las precauciones a tomar son revisar y conservar el ticket, conocer la política de devolución o revisar que las características de la promoción coincidan con las del producto.

Formas de pago

Se trata de elegir la forma de pago más adecuada para el tipo de producto o el establecimiento, según sea online o físico. La principal duda suele estar entre el pago en efectivo o el pago con tarjeta. Aunque puede no ser determinante en el precio final de las compras del Black Friday es un buen momento para comprobar las condiciones de nuestras tarjetas. ¿Tiene alguna comisión? ¿Qué posibilidades de financiación ofrece, si las ofrece?¿Hay algún descuento asociado con la tarjeta?

También se puede aprovechar para ver qué opciones hay en el mercado y analizar si nos interesa cambiar de plástico. En los últimos meses han aparecido varias tarjetas de neobancos y bancos online con ofertas interesantes a tener en cuenta.

https://manager.renr.es/manager/ckeditor/Consejos%20para%20el%20Black%20Friday%202018%20/%20Gety%20Images

Financiación

Financiar las compras siempre implica hacer cálculos para saber si es una solución inteligente. Por una parte, hay que ver la vía de financiación a elegir. Puede ser una tarjeta de crédito o un préstamo al consumo, entre otras. Si se planifica comprar algo con financiación el comprador tendrá más opciones ya que cada producto financiero tiene unos tiempos de emisión, las tarjetas de crédito, por ejemplo, pueden tardar hasta dos semanas en emitirse. Cuanto menos tiempo, menos opciones de compra.

Por otra parte, hay que estudiar el interés de cada producto. A partir de ahí calcular cuotas, tiempo de endeudamiento e intereses. Sobre todo calcular si financiándolo vamos a acabar pagando más por el producto que sin el descuento, en este caso puede que nos interese seguir ahorrando y comprarlo a precio habitual.

Combinar la capacidad económica con las necesidades será clave para que los descuentos del Black Friday se traduzcan en compras inteligentes que contribuyan al ahorro doméstico. Además, si hemos comprado por encima de nuestras posibilidades hay que tener en cuenta la posibilidad de devolución.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook