22 de marzo de 2019
22.03.2019
ÚLTIMA HORA

El truco para comprar billetes de avión más baratos y que odian las aerolíneas

La artimaña de la 'ciudad oculta' permite ahorrar en el precio del vuelo jugando con las escalas

22.03.2019 | 11:41

Las aerolíneas están que trinan con el truco que poco a poco está extendiéndose y a través del cual el cliente consigue ahorrarse bastante dinero. Concretamente se trata del 'skiplagging' o 'ciudad oculta' y consiste en lo siguiente:

Supongamos que tienes la intención de viajar desde un punto A hasta un punto B y el billete que encuentras cuesta X. El truco es encontrar otro billete que vaya desde A hasta un punto C pero que haga escala en B y cuyo precio Y es más barato que X. No es fácil, pero existen casos en los que es posible cuando se trata de ofertas.

Un hombre mira por la ventanilla del avión. SHUTTERSTOCK

De esta manera, llegarás al punto de destino que querías pero, simplemente, no completarás el billete que has comprado. No pasa nada, lo importante es que ahorrarás dinero y nadie se preocupará de por qué no has subido al destino final.

Ejemplo


Imaginemos que queremos ir desde Madrid hasta Bucarest y el billete nos cuesta 500 euros. Sin embargo, encontramos un viaje que va desde Madrid hasta Estambul haciendo escala en Bucarest y este billete cuesta 400 euros al estar en oferta. Cogeremos esta segunda opción y al llegar a la escala de Bucarest nos marcharemos del aeropuerto rumbo al hotel, habiendo ahorrado 100 euros y dejando vacía la plaza que irá de Bucarest a Estambul.

Exceso de reservas


Además, no hay por qué sentirse culpable. No pensemos que la aerolínea sufre excesivamente en sus ingresos por dejar el asiento vacío, ya que siempre cuentan con que esto puede producirse. Entra dentro del margen de beneficio previsto. De hecho, en ocasiones tiene excesos de reserva, por lo que ese asiento acabará estando ocupado.

Evidentemente, el inconveniente es que esta 'trampa' sólo puede hacerse con equipaje de mano ya que, en caso contrario, hay que tener en cuenta que las maletas no son entregadas en el punto intermedio, sino que la aerolínea se encarga de ellas desde el destino hasta el punto final.

Viajeros sacan la tarjeta de embarque en el aeropuerto. Germán Caballero

Otro problema adicional puede ser que el lugar de la escala cambie debido, por ejemplo, a un desvío por condiciones meteorológicas. En ese caso, estaremos 'perdidos' al llegar a destino.

Demandas


Algunas compañías han demandado a clientes que han llevado a cabo estas prácticas, si bien la justicia ha acabado por ponerse del lado del pasajero. Las aerolíneas llevan años contando con que esto se hace, aunque el surgimiento de webs dedicadas en exclusiva a estas búsquedas es lo que ha provocado el alarma entre las empresas.

Esta práctica se produce debido al juego extraño de las compañías, que en ocasiones establecen precios tremendamente baratos y otras, totalmente desorbitados, lo que hace que el cliente busque este tipo de artimañas.

Estas diferencias de precios entre unos billetes y otros que a veces no se entienden por las escasas diferencias entre los destinos, tienen su explicación, sobre todo, en el volumen de competencia que exista y en el tipo de destino: ocio, negocios, etc.

Viajeros bajan del avión. M. A. Montesinos

No obstante, las compañías ya conocen este sistema y es probable que, poco a poco, vayan estableciendo sistemas de detección para comprobar si una misma persona realiza esto con asiduidad y, en tal caso, vigilarlo de tal manera que en un futuro le impidan llevar a cabo este truco.

Otras opciones más 'legales'


Además de la artimaña de la 'ciudad oculta', existen otros trucos que pueden ayudarnos a viajar más barato y sin utilizar 'trampas'. Según algunos estudios, para que los vuelos nos salgan más baratos lo más conveniente es buscar el billete con 21 días de antelación -en el caso de los nacionales- y con cuatro meses de antelación para los internacionales. Desde luego, viajar entre semana suele ser más barato, concretamente los martes y los miércoles, evitando siempre los meses de julio y agosto.

Las mejores maletas de cabina por menos de 100 euros

 
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook