Fernando Alonso estuvo a punto de dejar una carrera para el recuerdo en el GP de Rusia. El asturiano, que salía sexto, aprovechó la estrategia con el neumático duro para alargar su parada en boxes. Esto provocó que en la segunda parte de la prueba tuviera un mayor ritmo que coches teóricamente más rápidos. Alonso logró adelantar en el tercio final a Ricciardo, Verstappen, Sainz y Pérez para alcanzar un podio, que tuvo en sus manos a falta de tres vueltas y que la lluvia evitó.

Vídeo adelantamiento a Verstappen

Vídeo adelantamiento a Pérez