La británica Jamie Chadwick (Jenner Racing) ganó este sábado la tercera prueba de las W Series -el campeonato femenino de monoplazas-, que se disputó en el circuito de Montmeló (Barcelona), en el marco de las carreras que se disputan al tiempo que el Gran Premio de España de Fórmula 1; donde las tres españolas, Marta García, Belén García y Nerea Martí, acabaron, por ese orden, en los puestos del sexto al octavo.

Chadwick, que había arrancado desde la 'pole', ya que el viernes había festejado su 24 cumpleaños dominando la calificación, reforzó su liderato en el certamen que ganó los dos años pasados al imponerse por delante de sus compatriotas Abbi Pulling (Racing X) y Alice Powell (Click2Drive Bristol), que acabaron segunda y tercera, respectivamente, en el circuito catalán.

La valenciana Marta García (Cortdao Racing W Series Team), natural de Denia (Alicante), acabó sexta, justo delante de sus compatriotas Belén García (Quantfury W Series Team) que fue séptima; y de la valenciana Nerea Martí (Quantfury W Series Team), que acabó octava.

Nerea Martí, que iba segunda en el campeonato antes de la carrera de Montmeló, se sitúa ahora en quinta posición, con 27 puntos. Martí ha terminado el fin de semana ganando tres posiciones en la salida de la carrera. Con un ritmo constante durante los 30 minutos cruzó la línea de meta en octava posición.

Nerea Martí SD

El viernes empezó los entrenamientos libres con un perfecto ritmo en los dos primeros sectores pero se salió de pista y desde entonces perdió el feeling con el coche. Un coche diferente al habitual pues para esta carrera las pilotos corrían con motor Toyota. La joven del Centro de Tecnificación (CETDM) del Circuit Ricardo Tormo señala llevarse a casa un muy buen aprendizaje tras lo ocurrido en esta segunda ronda.  "He hecho muy buena salida y voy aprender de los pequeños errores. He dado todo de mí y ahora ya me centro en la próxima carrera en Silverstone"

La siguiente carrera del campeonato femenino de monoplazas se disputará el primer fin de semana de julio en Silverstone (Inglaterra), coincidiendo también con el Gran Premio de Gran Bretaña de Fórmula 1, los días 2 y 3 de julio.