La segunda temporada de Fernando Alonso en Alpine está pareciéndose bien poco a lo que se vaticinaba en invierno, cuando toda España creyó en El Plan y en la posibilidad de pelear por los puestos de honor. El objetivo real es entrar en los puntos, a pesar de que el pasado viernes se le escapase que quería subir al podio.

Es de justicia reconocer que el coche del ovetense está dando un mejor rendimiento en las últimas carreras y el inicio caótico de año parece haber quedado atrás. Sin embargo, los roces con el equipo y su futuro incierto siguen quedando patentes. Alonso ha tenido broncas tanto con sus ingenieros como con su compañero, Esteban Ocon, con quien mantuvo una relación idílica el año pasado.

En Bakú el 'Nano' logró encadenar su tercera carrera seguida en los puntos e igualó el mejor resultado del año: el séptimo puesto de Mónaco. Una vez más, demostró su pericia en los circuitos urbanos y fue capaz de mejorar tres puestos con respecto a la salida gracias a los problemas de Sainz, Leclerc y Tsunoda.

Nuevo roce por radio: Alonso no estaba de acuerdo con su ingeniero en Bakú

Fernando Alonso atiende a los medios en el GP de Azerbaiyán de Fórmula 1 AFP7 vía Europa Press

El piloto asturiano y su equipo volvieron a chocar a través de la radio, algo que ya había sucedido en grandes premios anteriores e hizo perder puntos a Alonso. En la vuelta 35 de 51 el coche de Magnussen sufrió una avería y la FIA decretó el Virtual Safety Car para retirarlo de la pista. Y de ahí vinieron las discrepancias.

Una conversación desvelada por DAZN revela lo ocurrido. El ovetense veía una gran oportunidad para realizar una parada muy barata gracias a la reducción de velocidad, pero su ingeniero le pidió que no lo hiciera. El bicampeón del mundo acató la orden estratégica a regañadientes.

  • Ingeniero de Alpine: VSC. Nos quedamos en pista.
  • Fernando Alonso: ¡No, por favor! Creo que no llegaré al final siguiendo el plan A.
  • Ingeniero de Alpine: Entendido.
  • Fernando Alonso: Voy por la curva 20.
  • Ingeniero de Alpine: ¡Quédate fuera! ¡Quédate fuera! Los neumáticos están bien, la gestión también, no hay razones para pensar que no llegaremos al final. Ricciardo y Bottas no tenían muy buen ritmo al principio pero luego empezaron a ir más rápido.
  • Fernando Alonso: Sí, pero tienen un coche completamente diferente. Te lo dije. Esperemos que tengas razón.

Alonso desconfiaba seriamente por el precedente de Australia, cuando su ingeniero arruinó su carrera al pedirle que no parase en boxes durante un Safety Car. Sin embargo, esta vez el técnico tuvo razón y los neumáticos duros del asturiano llegaron en perfecto estado al final de la carrera. El 'Nano' terminó séptimo. Final feliz a un capítulo tenso.

El futuro de Fernando Alonso sigue en el aire

Fernando Alonso podría reemplazar a Vettel en Aston Martin Xavi Bonilla / DPPI / AFP7 / Europa Press

Esta decisión del ingeniero puede suponer un antes y un después en la relación entre Alonso y Alpine. Aún no ha habido ningún tipo de negociación para renovar su contrato y este giro de los acontecimientos hará aumentar la confianza del ovetense en su equipo, la cual venía muy mermada.

Las opciones, a priori, son tres: volver a McLaren, seguir en Alpine o marcharse a Aston Martin. O, en el más indeseable de los casos, una retirada que sería muy prematura para el asturiano. Su intención es seguir en el Gran Circo dos o tres años más, pero aún no tiene asiento y su futuro se resolverá en las próximas semanas.