Frustrado, enfadado, contrariado... solo puede saberlo Fernando Alonso. Sin embargo lo que es evidente es que el asturiano no estaba contento tras quedar en la séptima posición del GP de Canadá. El piloto de Alpine, que hizo soñar a todos su seguidores con la segunda posición en la clasificación, se vio envuelto en un sinfín de vicisitudes que le mandaron cinco puestos más atrás. Sin embargo las noticias fueron aún peor horas después de la carrera. Los comisarios de la FIA decidieron sancionar con cinco segundos su defensa ilegal a Bottas. Por este motivo terminó la carrera en la novena plaza por detrás de ambos Alfa Romeo.

Alpine y Alonso no aprovecharon ninguno de los dos 'Vritual Safety Car' que hubo al inicio de la carrera. Sus rivales, principalmente los dos Mercedes, sí aprovecharon esta circunstancia para ganar tiempo en su paso por boxes. Después aunque sí pudo entrar a cambiar sus neumáticos bajo periodo de coche de seguridad, tener a Ocón por delante y a Leclerc por detrás lo dejó en un callejón sin salida.

«He sido 100 veces más rápido que él este fin de semana»

Alpine no permitió al asturiano adelantar a su compañero y Leclerc terminó sobrepasando a ambos con su Ferrari. «He sido 100 veces más rápido que él este fin de semana», terminó la comunicación por radio el asturiano. No obstante el propio piloto reconoció que al final de la carrera le costó seguir el ritmo por un problema con el sistema de almacenamiento de energía: "A partir de la vuelta 20 o así tuvimos un problema de motor en el sistema de energía. Se cortaba el KERS a mitad de las rectas, más o menos eran 0’8 o un segundo por vuelta y para entrar en el tren del DRS con Ocon o con Leclerc tenía que ir a tope en las curvas. Tuvimos la séptima posición al final de milagro con Bottas, pero este problema de fiabilidad justo hoy la verdad que duele bastante”

El vídeo del enfado de Alonso al terminar el GP de Canadá

En las redes sociales, algunos usuarios han captado de un vídeo de la cámara on board del Alpine del asturiano su reacción al cruzar la línea de meta. Alonso se ve cómo aporrea su volante tras terminar en la séptima posición, visiblemente molesto por ese resultado ante una oportunidad importante de haber sumado su podio número 99.