El paddock alucina con Fernando Alonso. Y no es para menos. Es competitivo como el que más y, a punto de cumplir 41 años, nadie duda ya de que podría volver a ser campeón del mundo de Fórmula 1 con un coche algo más competitivo.

Sus actuaciones en Montreal o en Silverstone no han pasado desapercibidas en el ‘gran circo’, dónde los elogios se suceden día tras día. Y más teniendo en cuenta su edad y el récord de longevidad que arrebató hace nada a Michael Schumacher. Nadie lo entiende. El último en piropearle ha sido Damon Hill, campeón del mundo de Fórmula 1 en 1996 y que actualmente ejerce en los medios como comentarista.

“Fernando es... es como, no sé, como una lapa. No te va a dejar, se está pegando duro a este deporte, y está cumpliendo, se está entreteniendo", señaló en los micrófonos de Sky Sports F1.

El británico tiene claro que Fernando Alonso podría lograr su ansiado tercer mundial con un coche adecuado, aunque no está seguro de si éste llegará a tiempo. "Tiene probablemente todo lo que necesita... Pero quiero decir, si le das un coche para ganar el campeonato, creo que lo ganaría, incluso con 41 años. Pero... ¿dónde va a conseguir uno así?".

"Y si no consigue un coche ganador, hay un número limitado de años en los que puedes luchar hasta que deja de ser divertido", matizó Hill, haciendo referencia a la edad del piloto ovetense. Eso sí, a día de hoy insiste en que no ha “visto que su entusiasmo disminuya en absoluto. Es increíble".

Con un monoplaza más competitivo Fernando Alonso optaría al Mundial pese a sus casi 41 años. Xavi Bonilla / DPPI / AFP7 / Eur

Renovación por Alpine

Por último, tras ser preguntado por motorsport.com en referencia a su posible renovación con Alpine, Damon Hill lo tiene muy claro en la comparativa con el piloto reserva, el australiano Oscar Piastri.

"Creo que la cuestión es que, teniendo disponible a Oscar Piastri, ¿echaríais a Fernando Alonso por alguien que no ha corrido nunca en Fórmula 1? Yo no lo haría. De todos modos, lo veremos", concluyó el excampeón del mundo. Palabras que pocos, a día de hoy, pondrían en duda dentro del 'gran circo'.