Renault, Ferrari, Honda... y ahora Mercedes. Fernando Alonso dará un salto al pasado tras su fichaje por Aston Martin para la próxima temporada. Y es que tras diecinueve temporadas en la Fórmula 1, el piloto asturiano volverá a contar con un motor Mercedes 16 años después de haberlo hecho, probablemente, en su temporada más convulsa en el ‘gran circo’.

Fue en el año 2007, cuando pilotó para McLaren y en el que las polémicas y enfrentamientos presidieron el curso dentro de un equipo en el que se estrenaba Lewis Hamilton en la categoría reina del automovilismo.

Esa fue la única y última vez que Fernando Alonso tuvo motor Mercedes. En 2023 repetirá, esperemos que con mejor fortuna, en un equipo que también utiliza la caja de cambios y la suspensión trasera de la escudería germana.

¿A Mercedes por Lewis Hamilton?

Es por este motivo que llegó incluso a extenderse el rumor de que Fernando Alonso podría estar en la órbita de Mercedes en el caso de que Lewis Hamilton decidiera retirarse en 2024. Algo muy poco probable, entre otras cosas porque el propio piloto británico ha aclarado que no piensa en una retirada a corto plazo.

Fernando Alonso y Hamilton, en su época en McLaren con motor Mercedes. Efe

Te puede interesar:

Llegado el caso, no obstante, es algo que no se puede descartar teniendo en cuenta la buena relación entre ambos equipos. Y es que no sólo comparten motor, también algunos de los trabajadores de Mercedes están ahora en Aston Martin.