Parecía en 2006, cuando Fernando Alonso era el campeón más joven de la historia, que iba a destrozar todos los registros y amenazar el récord de siete títulos de Michael Schumacher, que ese año se retiraba por primera vez. El 'Nano' ya acumulaba dos coronas y daba el salto a McLaren Mercedes, un equipo a priori mejor que Renault... pero no pudo repetir sus éxitos.

En Woking preferían que ganara un británico como el debutante Lewis Hamilton, a la postre heptacampeón, y la avaricia rompió el saco: Kimi Raikkonen les arrebató el éxito sumando un punto más que cada uno de ellos. Este es hasta la fecha el último campeón del mundo de Ferrari y este dato ya anticipa que a Alonso no le acompañó la fortuna en Maranello.

Fernando Alonso dijo no a Red Bull para fichar por Ferrari

La prioridad de Fernando Alonso era pilotar en Ferrari y por eso no firmó con Red Bull EFE

En 2008 el asturiano salió precipitadamente de McLaren por la crisis interna y encontró acomodo en un Renault que ya no estaba al nivel de antes y no le daba para ser campeón. Por eso se vio obligado a hacer las maletas... pero no eligió el caballo ganador. Un proyecto con mucho más futuro que presente con Red Bull quiso fichar a 'Magic' como piloto estrella en 2009, pero el sueño del español era irse a Ferrari en 2010 y la escudería austriaca le exigía firmar dos años y uno uno. La decisión fue esperar.

El destino fue muy cruel con Alonso, pues durante sus cuatro primeros años en Maranello el título fue a parar precisamente al Red Bull de Vettel, el cual pudo haber pilotado. Tiempo después ha apostado sin éxito por volver a McLaren, con otros motores, y a Renault, ahora bajo la denominación Alpine. Con 41 años, Aston Martin puede ser su última bala.

David Coulthard explica por qué nunca llegó el tercer título mundial

El escocés David Coulthard fue la primera leyenda de Red Bull REUTERS

La primera leyenda que se puso al volante de un Red Bull fue David Coulthard. El escocés, ganador de 13 carreras, formó parte de la primera dupla en 2005 y ahí estuvo hasta que en 2009 pasó a ser piloto de pruebas. Su asiento pudo ser para Alonso pero terminó siendo para Vettel. "Fernando debería haber logrado más de dos títulos, pero sus elecciones...", reflexiona el escocés en Formule1.nl.

Te puede interesar:

El británico considera que el proyecto de Lawrence Stroll tampoco estará a la altura del español: "Ahora los dioses de las carreras le han puesto en Aston Martin y las opciones de ser campeón ahí son escasas". No es un ataque a su talento, pues "tiene todas las cualidades para reinar en la Fórmula 1", sino a su toma de decisiones. "Hamilton podría haber sido campeón nueve veces en lugar de siete. Casi siempre ha tenido un buen coche, pero alguien como Alonso no", argumenta.