Steve Kerr, entrenador de los Golden State Warriors y una de las voces más respetadas en la NBA, explotó este martes contra los republicanos por rechazar el control de armas de fuego en EE.UU. después del tiroteo en que fueron asesinados en Texas 19 menores y dos profesores como consecuencia de los disparos de un joven de 18 años.

"No voy a hablar de baloncesto hoy (...). Ninguna pregunta de baloncesto importa", empezó Kerr en su rueda de prensa antes del cuarto partido de la final del Oeste que se juega esta noche en Dallas (Texas) entre los Mavericks y los Warriors. “Desde que salimos esta mañana del entrenamiento, 14 niños [la cifra de víctimas subió posteriormente] y un profesor han sido asesinados a 400 millas de aquí (644 kilómetros). En los últimos diez días, hemos tenido a ancianos negros asesinados en un supermercado de Búfalo, a feligreses asiáticos asesinados en el sur de California y ahora tenemos a niños asesinados en la escuela. ¿¡Cuándo vamos a hacer algo?!", ha gritado, visiblemente alterado y golpeando la mesa con el puño.

Kerr, muy emocionado, reiteró que está "muy cansado" de presentarse ante los medios para "ofrecer condolencias a las familias devastadas" tras un tiroteo en el país. "Estoy muy cansado. Disculpadme, lo siento. Estoy cansado de los minutos de silencio. Basta".

A continuación, Kerr ha arremetido contra los republicanos en el Senado por estar en contra de un proyecto de ley para reforzar el control de antecedentes a la hora de comprar un arma. Este propuesta de ley, conocida como HR8, fue aprobada por la Cámara de Representantes en 2021 pero su trámite sigue atascado en el Senado.

"Hay 50 senadores que rechazan votar la HR8. Hay una razón por la que no votarán: para mantener su poder", ha dicho. "Te pregunto a ti, Mitch McConnell (líder republicano en el Senado), y a todos vosotros, senadores que rechazáis hacer algo sobre la violencia, los tiroteos en escuelas y supermercados. Os pregunto: ¿vais a anteponer vuestro propio deseo de poder a las vidas de nuestros niños, ancianos y feligreses? Porque eso es lo que parece", añadió.

Kerr instó a que todo el mundo piense hoy en su propio "hijo, nieto, madre, padre, hermana o hermano". "¿Cómo te sentirías si esto te pasara a ti hoy?", cuestiona.

"50 senadores en Washington nos tienen como rehenes. ¿Os dais cuenta de que el 90 % de los estadounidenses, más allá de su partido político, quieren antecedentes universales (para comprar armas)?... Nos tienen como rehenes 50 senadores en Washington que rechazan incluso someter (el proyecto de ley) a voto, pese a lo que los estadounidenses quieren. No lo votarán porque quieren conservar su propio poder. ¡Es patético! Ya he tenido suficiente", ha cerrado con un nuevo grito antes de abandonar la rueda de prensa.

Esta no es la primera vez que Kerr se manifiesta sobre cuestiones sociales o políticas. De hecho, sus palabras contra el expresidente Donald Trump hace un par de años no dejaron tampoco a nadie indiferente.