El Eintracht de Frankfurt ganó el pasado miércoles la Europa League en el Ramón Sánchez Pizjuan después de imponerse al Rangers en los penaltis. Pese a ello, al presidente del conjunto alemán no le gustó el escenario donde conquistó el segundo torneo más importante a nivel continental por, tal y como mostró, la poca capacidad de espectadores que pudo albergar. "Habrá 190.000 fans que no podrán estar en este estadio de Mickey Mouse", manifestó, con tintes de molestia, Peter Fischer.

Sin embargo, el presidente del Sevilla FC, José Castro, se encargó de responder los comentarios del máximo dirigente del Eintracht de Frankfurt, defendiendo los intereses de su feudo con la intención de ponerlo a la altura que corresponde. Sobre todo, presumiendo de su palmarés en Europa League. "El estadio de Mickey Mouse, como él dice, tiene 6 copas de la Europa League en el centro de su antepalco. Al Eintracht todavía le quedan 4 para igualarlo... Será un estadio de Mickey Mouse, pero con 6 trofeos de la Europa League", respondió Castro ante las cámaras de Movistar+.

No obstante, no quiso tomarse a pecho dichas declaraciones, ya que consideró que fueron fruto de la tensión de las horas previas a la final. "Son días de tensión, quizás para él estando delante de su público... son cosas que hay que perdonar; seguro que no lo ha dicho con mala intención", añadió.