Tras la separación de Iker Casillas con Sara Carbonero son muchos los rumores que rodean a ambos sobre la ruptura y sus posibles nuevas relaciones. Por esta razón, el ex del Real Madrid ha denunciado a José Antonio Avilés, tertuliano de Viva la Vida que se inventó una relación entre en guardameta y la cantante cordobesa Sara Dénez.

Además, Casillas no solo ha denunciado al periodista, sino que también ha demandado a Cuarzo, productora de Viva la vida. Dicha demanda es concretamente por intromisión ilegítima en el honor e intimidad, y ha sido presentada en los Juzgados de Pozuelo de Alarcón el pasado 17 de junio.

Y no solo se ha quedado en la denuncia, porque según La Razón, Iker reclama 30.000 euros en concepto de indemnización. La demanda trata de demostrar la falsedad de la exclusiva que vendió el colaborador a la revista Semana sobre su relación con la artista cordobesa y de los supuestos audios del futbolista.

Además, según La Razón, la demanda presentada deja abierta la opción de emprender acciones penales por el "dudoso buen proceder ético y/o profesional", ya que sus actuaciones "incluso podrían llegar a ser consecutivas de ilícitos pertenecientes al ámbito penal".

Por otra parte, Sara Dénez desmintió desde sus redes sociales su relación con Casillas. Además, la cantante compartió una foto con su verdadera pareja. "Espero que pague quien dé informaciones falsas o intente hacer daño. Soy una tía normal de la vida. Tengo mi pareja y una vida tranquila. No soy novia de quien intentan. ¡Pobre Iker!", señaló la artista.

El lado de Sara Carbonero

Mientras tanto, Sara Carbonero ya ha encontrado nueva pareja sentimental. Se trata concretamente de Kiki Morente, y esta posiblemente sea la pareja de moda este verano.

De hecho, ha sido finalmente el hijo del cantaor quien finalmente ha confirmado la relación entre ambos. Kiki, como bien explicó, de momento son amigos, pero que “se dejan llevar” por lo que parece que no cierran nada y que la relación va por buen camino.