En la mayoría de las ocasiones, la televisión muestra una imagen real de la sociedad. Programas como Gran Hermano, La Isla de las Tentaciones, Supervivientes, La Ruleta de la Suerte o First Dates nos presentan de vez en cuando unos auténticos personajes. Es habitual que tengan cosas en común como su zafiedad, incultura, aspecto físico tipo, pésimo gusto por la moda o expresiones de lo más curiosas.

Hoy vamos con el programa de citas presentado por Carlos Sobera, del que ya hemos escrito en alguna ocasión. La protagonista es Marta, una dependienta de Zara de 41 años que reside en València. Ni corta ni perezosa, se presenta como "la MILF del pueblo" que busca "un buen empotrador".

'La MILF de València' en First Dates

"Me gusta mucho contagiar a la gente de mi positivismo y que se sientan felices día a día, porque al final mañana a lo mejor no puedes contar lo que has vivido hoy y tienes que ser feliz ante todo", dijo fuera de cámaras Marta. Acto seguido entró al restaurante y no dudó en pedirle a Carlos Sobera un favor: "se me da bien conocer a gente porque todos quieren a Marta. Soy la MILF del pueblo, la famosa (...). Pues un buen empotrador, sí".

La cita que acabó teniendo fue con Argimiro, un agente de seguros de 41 años que también es árbitro de fútbol desde hace 5 lustros: "empecé con 17 años y he estado arbitrando hasta Tercera división y asistente en Segunda B". A él le ha encantado Marta, mientras que a ella parece que también, porque no tuvo problema alguno en hablar de sexo al poco de comenzar la cena: "según en que momento es bueno que seas un buen corredor". También han jugado con la posibilidad de hacer un boca a boca, y claro, finalmente se dieron una segunda oportunidad.