La ruptura entre Sara Carbonero e Iker Casillas es uno de los temas más mediáticos del mundo del corazón el último año. La periodista y el futbolista pusieron fin a su compromiso después de protagonizar una de las relaciones más populares de España. Ahora, Jordi Martín aseguraba en Viva la Vida, el programa de Telecinco, que ambos habrían tenido una buena bronca. Y el motivo de la misma sería Kiki Morente, ya que el de Móstoles se enteró de que Sara Carbonero habría invitado al cantante a pasar la noche en la casa en la que la periodista vive con los hijos que tiene en común con el ex futbolista.

La situación se habría dado en la boda de unos amigos en común, donde el madrileño habría aprovechado para recriminarle ese gesto a su exmujer. Según Jordi Martín esta situación le sentó a Iker 'como una patada en la boca'.