Hay nuevo rey de la paella... y es un restaurante madrileño. "El Madrileño", restaurante situado en Guadarrama (Madrid), se ha llevado el premio a la "mejor paella del mundo", en la 60+1 edición del Concurso Internacional de Paella Valenciana de Sueca (Valencia).

Óscar de la Fuente y Javier Hernández, sus cocineros, han logrado el reconocimiento del jurado en este certamen, en el que han participado 40 chefs de todo el mundo. El Concurso Internacional de Paella Valenciana de Sueca, adscrito a la marca gastroturística L'Exquisit Mediterrani, y con la colaboración del Patronato Provincial de Turismo, València Turisme, ha celebrado este año su edición más esperada tras la suspensión el año pasado, por primera vez en su historia, a causa de la pandemia.

Los ganadores de este primer premio, además de coronarse como los reyes de la Paella, se han llevado 2.500 euros. El segundo, dotado con 1.500 euros, ha sido para "Arrossos per emportar Pepi", de Alcàsser (Valencia), mientras que el tercer premio, dotado con 1.000 euros, lo ha recogido el Restaurante "Tabick Lounge-Arrosos i Brases", de Llombai (Valencia).

Por otra parte, la mejor paella cocinada por un restaurante a nivel nacional, ha sido la del Restaurante "El Trato Gastrobar", de Madrid. El premio a la mejor paella cocinada por un restaurante de la Comunitat Valenciana ha sido para el Restaurante "La Arrocería de la Mejillonera", de Benidorm (Alicante), y la mejor paella cocinada por un restaurante de Sueca, la ha hecho el restaurante Fernandet. El galardón a la mejor paella cocinada por un restaurante de fuera de España ha sido para "El Coraloense Restaurant", de Bell Gardens, de EEUU.

Las distinciones de "Paelleros de Honor" se han entregado, a título póstumo, a tres personas que han guardado una relación especial con el certamen a lo largo de su historia: Francisco Segarra Fabià, alcalde de Sueca en 1961 y promotor del concurso; Jacinto Perea Gabarda, jefe de cocina del Hotel Astoria de Valencia y primer ganador del certamen en 1961; y Josefa Clar Beltrán, vecina de Sueca y primera mujer ganadora del certamen en 1975.