Cynthia Martínez confirmó en ‘Sálvame’ haber intimado con José Antonio Canales Rivera a pesar de que él tenía pareja, cosa que el torero negó rotundamente una y otra vez en televisión. Al final la versión de Cynthia salió como la ganadora, pero hay mucha más historia detrás de estas declaraciones.

La historia comienza con Cynthia evitando la polémica sobre  Canales Rivera en el programa de Telecinco, hasta el punto de no querer responder muchas preguntas sobre su relación con él y solo decir: “Me reí mucho”. A su vez, José Antonio negaba cualquier cosa que significase haber sido infiel a su novia. Eso sí, el torero fue poco a poco cambiando su versión hasta aceptar que hubo un “roneo”.

Después de todo esto, Cynthia volvió a televisión y esta vez al ‘Deluxe’, donde volvió a hablar sobre el tema. En esta ocasión, quiso mostrar sus pruebas en las que acepta haber ligado con el torero. Estas pruebas son mensajes y notas de audio que intercambió con Canales Rivera en las que se puede comprobar cierta complicidad entre ambos, además de mensajes subidos de tono.

Cuando Canales Rivera se enteró de las declaraciones de Cynthia, salió a desmentir sus palabras mostrando sus cicatrices en el abdomen, cosa que ella hubiese visto y contado si de verdad hubiesen intimado. A esto respondió Cynthia rápidamente con una conexión en directo en un hotel, en la que asegura que intimaron, llegando a recrear junto a Kiko Hernández todo lo que pasó entre ellos.

La última parte de esta historia, la cual aún no ha terminado, siguió con Canales desmintiendo todo y dejando una frase la cual hace dudar de su veracidad: “Sea verdad o mentira, es mi intimidad y voy a defenderla”, comentó. A estas palabras Cynthia respondió con más supuestas pruebas y dijo tener unos calzoncillos que José Antonio no encontró en la habitación cuando se fue rápidamente para no perder un tren.