Son muchas las maneras de adelgazar que existen. Tal y como te hemos contado en otras ocasiones, todas ellas pasan necesariamente por lograr el déficit calórico. O pierdes calorías diarias o no hay manera de mejorar esa silueta. Existen diversas formas de perder peso y comer saludable, con dietas tan variadas como interesantes. En cuanto al ejercicio físico, existen diversas rutinas para comenzar que te ayudar a reducir la grasa de tu cuerpo. Es cierto que el ritmo frenético de vida actual impide que podamos sacar unos minutos para acudir a un gimnasio. Sin embargo, existen diversas tablas que te pueden ayudar a realizar una actividad física óptima en casa y en poco tiempo. Todo ello está muy bien, pero si no cuidas la alimentación, de poco sirve.

Los expertos en nutrición recomiendan tomar cada noche un vaso de té rojo. Esta bebida evita la retención de líquidos, favorece la digestión y ayuda adelgazar, además de muchos otros beneficios para nuestra salud.

Una de las zonas del cuerpo que antes se quiere reducir es la que se encuentra en las caderas. Dicha grasa sobresale por encima de la ropa y es de lo más frustrante a la hora de eliminar. Es habitual que cualquiera que esté acudiendo al gimnasio note que está bajando tripa, pero esa grasa de la cadera sigue estando ahí. ¿Cómo eliminarla? Guanluca del Mastro explica cómo eliminar lo que se denomina como "mesitas de noche".

Rebaja 200-400 calorías diarias para adelgazar más

Lo primero que recomienda es internar consumir entre 200 y 400 kilocalorías por debajo de las calorías que comes al día. Es decir, come menos. "Cuenta tus calorías para que lleves un registro de lo que estás consumiendo. De ese modo, podrás estar en déficit calórico y perder grasa", señala.

Lo siguiente que recomienda es ingerir 2 gramos de proteína por peso en kilo. Intenta, además, que el 70% de tu dieta provenga de alimentos limpios y no procesados.

"Acuérdate que para facilitar ese déficit calórico es necesario que busquemos formas de gastar más calorías en nuestra actividad diaria. Entrena intenso, puedes ir andando a sitios que irías en coche, puedes utilizar la escalera, puedes estar de pie en vez de estar sentado", afirma. Por ello es importante el aumentar el gasto energético durante el día realizando sencillas rutinas como aparcar el coche un poco más lejos, usar escaleras pasar más tiempo de pie, intentar ir andando a los sitios.