Jason Statham es uno de los actores más conocidos de Hollywood. Y también de los más atractivos gracias a unas facciones particulares y un porte serio de tipo duro. ¿Quién hubiera dicho que era uno de los mejores saltadores de trampolín del mundo? Pues sí, a finales de los 80 e inicios de los 90, un joven Statham, todavía con pelo y apariencia más metrosexual (ahora prefiere su rol más masculino), defendía los intereses de Inglaterra en los JJOO. Sí, también estuvo en los de Barcelona.

Y como la genética es importante, pero no determinante, Jason sabe que debe cuidar su físico para seguir repartiendo panes en la gran pantalla a la vez que compite con otros actores de estructura musculosa. Pues bien, dejando d elado sus rutinas deportivas, el actor basa su dieta en las proteínas y las grasas saludables, consiguiendo así aumentar músculo a la vez que no engorda por la ingesta de calorías.

Así sería un día de la dieta de Jason Statham:

Desayuno: Para arrancar el día, los alimentos elegidos por Jason Statham son Fruta, avena o huevos.

Almuerzo: Mucha agua sin gas y un puñado de nueces (un puñado es un puñado) o crema de cacahuete.

Comida: El británico aboga por los vegetales y el arroz para medio día, carbohidratos lentos con las que aguantar la jornada y que además generan masa muscular.

Merienda: Mucha agua sin gas y otro puñado de nueces o crema de cacahuete.

Cena: Para la noche, el actor prefiere la proteína más pura, es por ello que elige entre pollo, pescado, o algún tipo de carne, acompañada de verduras o ensalada.

Te puede interesar:

En cualquier caso, ya sabemos que hay alternativas válidas de sobra para alternar la dieta de Jason Statham. Si lo que buscas es quitarte unos kilos de encima, aquí tienes un truco para adelgazar hasta 3 kilos en 5 días.