Los activistas de Greeenpeace han bloqueado el puerto de Sagunto con una protesta, que han llevado a cabo en el barco ‘Esperanza’. Los participantes en la acción se han anclado junto a Enagás para bloquear la entrada de un buque ‘Merchant’.

Greenpeace ha protestado para terminar con los combustibles fósiles y según explican la idea era "impedir la entrada del buque gasero 'Merchant' que proviene de Estados Unidos, cargado de gas de fracking". La ONG exige a Enagás y las empresas energéticas un plan de abandono del gas fósil con pancartas de 'El gas no es el futuro' y 'NO + GAS' con participantes de 18 países

"A esta crisis de precios --prosiguen-- se le suma la grave emergencia climática. En concreto, de media, la planta de Sagunto es responsable de unas 4,5 millones de toneladas de emisiones directas anuales de CO2 (las mismas emisiones que casi 1.400.000 coches durante un año)", asegura Greenpeace.

Greenpeace bloquea el puerto de Sagunto

"El primer paso para que haya una transición que sea ordenada y justa con las personas es que los fondos de recuperación no se queden en manos de las grandes corporaciones que nos han traído a esta emergencia climática. El gas tiene que parar. Un gobierno y unas empresas que quieran demostrar su compromiso en la lucha contra el cambio climático lo primero que tienen que hacer es poner fecha de caducidad a todos los combustibles fósiles", declara el responsable de la campaña de gas de Greenpeace, Francisco del Pozo.