Lo más importante para lograr bajar de peso es llevar a cabo un déficit calórico, es decir, quemar más calorías de las que consumes. Para ello es esencial eliminar calorías vacías de tu alimentación. Hay que tener en cuenta que para perder peso lo menos recomendable es no tener prisa. La clave es cambiar tus hábitos de alimentación, no seguir una dieta estricta.

Estos son algunos consejos muy útiles para perder peso rápidamente:

  • Nada de zumos ni bebidas azucaradas

Este tipo de bebidas son muy engañosas porque al ser de frutas, podemos pensar que son alimentos saludables. Sin embargo, su gran cantidad de azúcar impiden que pierdas grasa si los consumes frecuentemente. Reduce o evita tomar este tipo de bebidas que contienen las denominadas 'calorías líquidas'. No es necesario decir que por supuesto las bebidas alcohólicas quedan terminantemente prohibidas, por su altísima cantidad de azúcar y calorías.

  • Come raciones más pequeñas

Esto parece algo lógico pero no es tan difícil de conseguirlo. Te recomendamos utilizar de ahora en adelante un plato más pequeño del que sueles utilizar para comer. O bien, otro truco es ir reduciendo la cantidad paulatinamente para ir acostumbrando al cuerpo.

  • Acelera tu metabolismo

Puedes conseguir comiendo cada tres horas aproximadamente y por supuesto haciendo ejercicio como las rutinas de HIIT. Comer comida picante también puede ayudar.

  • Consume alimentos diuréticos

Son los alimentos que te ayudan a expulsar líquidos. Algunos alimentos diuréticos son: Pera, Avena, Sandía, Pepino, Té Verde, Apio, Remolacha o Alcachofas.

  • No te excedas en el desayuno

Es muy común consumir alimentos procesados en el desayuno. Comerlos al principio del día no hace que sean menos perjudiciales. Los dulces, las barritas o cereales azucarados son muy comunes. En su lugar, es recomendable consumir fruta y proteína. También ayuda sustituir leche de vaca por cualquier tipo de leche vegetal.

  • Sé ordenado con tu nevera y despensa

La clave está en colocar los alimentos que más debes consumir y más saludables delante y los menos saludables y los que menos debes consumir detrás.

Por último, ayudará bastante mover tu cuerpo lo máximo posible. Evitar coger el coche en trayectos muy cortos, subir por las escaleras... Son pequeños detalles que día tras día puedes acabar siendo muy beneficiosos y ayudarte mucho a bajar de peso. Además, en contra de lo que muchos piensan, para bajar de peso no solo es recomendable el ejercicio de cardio. El trabajo de fuerza, con mancuernas y pesas es indispensable porque cuanta más masa muscular tienes, más fácil pierdes grasa.