Desde que fuera ilegalmente despedido de Sálvame (y de todo Telecinco) Antonio David Flores, Jorge Javier Vázquez optó por alinearse en el bando de Carlota Corredera y cargar contra todo lo que hiciera tanto el ex contertulio de telebasura. Recordemos aquello de que el que se mueva no sale en la foto. Los tentáculos de Rocío Carrasco llegan a la trastienda de la productora, que incluso llegaron a pagarle un dineral por una sección fantasma y de la que cobró por no trabajar prácticamente nunca.

Pues bien, como todo lo que huele a Antonio David es criticable para la productora. En cualquier caso, dentro de la cadena hay cierta disputa y es que Ana Rosa es la líder de las mañanas y el verdadero buque insignia de Telecinco y decidió contratar como colaboradora a Rocío Flores. Por aquello de dar voces a todas las partes y no sólo a una, como acostumbre Sálvame.

Jorge Javier Vázquez, el pequeño presentador de Sálvame, tiene gran fama de tirano y de no aceptar opiniones que difieran de la suya. Muchas son las veces en las que no ha dudado en faltar al respeto o insultar gravemente a un compañero, invitado o personaje público en general. Le da igual sobre quién hablar mal, porque él se cree intocable. Su última víctima mediática ha sido Rocío Flores, hija de Antonio David Flores y Rocío Carrasco. "Me estoy dando cuenta que para lo joven que es, es muy chunga. Es la nieta de Rocío Jurado e hija de Rocío Carrasco, por eso trabaja en la tele, que no se le olvide. Si fuera solo hija del 'Penas' no estaba en la tele. A mí lo que me daría pena es tener a un padre tan miserable como el tuyo", soltó JJ.

"Yo a tu edad había hecho una carrera. De ti solo conozco los filtros que usas en Instagram. Tiene la mala leche de los que estamos continuamente a dieta. Es esa sensación de que te falta algún plato de comida", dijo el orgulloso presentador estrella de Telecinco metiéndose con el problema que ha tenido siempre la joven Rocío Flores con su físico y tendencia a engordar.