Este año 2022 llegará cargado de subidas de impuestos para casi todo y casi todos. Y la DGT no se va a quedar atrás en su afán recaudatorio que, por supuesto, busca también ser disuasorio de cara a evitar accidentes de tráfico. Pues bien, la nueva Ley de Tráfico entrará en vigor el próximo 21 de marzo y en ese momento podremos empezar a ver cómo las sanciones económicas se endurecen considerablemente. Por un lado, se endurecerán los controles de drogas y alcohol, así como se ampliará el número de radares para pillar a quienes se salten los límites. Da igual que vayas por una carretera castellana prácticamente sin coches cerca o en plena operación salida, correrás riesgo de ser cazado si te pasas con el acelerador.

Por otro lado, será llamativa la fijación contra los fumadores y los que usan el móvil en el coche. Si fumas, por el momento, no pasa nada (ya hay intentos de prohibirlo), siempre que no arrojes la colilla por la ventana. De hacerlo, serás sancionado con hasta 6 puntos y 500 euros. También puede ocurrir lo mismo si lanzas otros objetos que puedan ocasionar un accidente o incendio. Con hasta 6 puntos de penalización también si usas el teléfono móvil (con manos libres sí se puede).

La DGT, a la caza del detector de radares

Y ojo si te pillan un detector de radares, ya que te quitarán 3 puntitos también si te lo encuentran. Aunque lo tengas desactivado, eh.

El ejemplo práctico de la DGT para alertar sobre las distracciones al volante

La DGT, con el fin de ilustrar la problemática respecto a las distracciones al volante, compartió un interesante dato en enero de 2022. Un coche que viaja a 120 K/h recorre en un segundo 34 metros. La distancia bajaría hasta los 17 metros si la velocidad fuera la mitad, de 60 k/h. Un golpe puede ser letal en esos varemos y quitar las manos del volante podría producirlo.

¿Qué dice la ley sobre las distracciones en la carretera?

La Ley de Seguridad Vial considera como infracción grave conducir utilizando dispositivos como móviles, navegadores GPS u otros sistemas de comunicación. De igual modo que ocurre con los auriculares, cualquier tipo de dispositivo que produzca una distracción en el conductor puede conllevar una multa.

De este modo, distraerse al volante puede suponer castigos, a partir del 21 de marzo de 2022, tales como la retirada de 6 puntos y una multa económica de 500 euros.