El mundo de la telebasura está lleno de baches, desencuentros y traiciones. Esto no es nada nuevo, como que un personaje que en su momento se lucró de ello, decida demandar a una cadena o productora. Esto es exactamente lo que ha ocurrido. Aída Nízar ha decidido acudir a los tribunales para cargar contra la cadena por inventarse noticias sobre ella, atentando contra su honor. En este caso, Telecinco está en el punto de mira.

La que fuera concursante de Gran Hermano y polémica contertulia de numerosos programas era uno de los nombres que se manejaban como posible participante de 'Big Mother', un programa cuyos derechos ha adquirido Mediaset. Precisamente, entraría en juego Aída Nízar con su propia madre.

La denuncia viene al caso por una serie de noticias y comentarios expuestos inicialmente por 'Socialité', programa presentado por María Patiño. Según los abogados de Aída Nízar, desde el programa se ofrecieron como reales "una serie de 'informaciones falsas' respecto a una supuesta actividad empresarial fraudulentamente dirigida" por Aída. El problema, le atribuía una supuesta titularidad de una empresa de reformas". Hablaban directamente de estafa.

Es más, el propio programa expuso unos mensajes como si fueran de Aída Nízar, algo negado en rotundo por la protagonista, que asegura que tanto los comentarios como el perfil son falsos. La denunciante y su bufete insisten en que fueron "inventados y creados por los propios demandados al objeto de dotar de credibilidad las noticias que, en ese momento se estaban publicando tanto en los programas de la cadena, como en todas las redes sociales del grupo".

Hay que recordar que 'La Fábrica de la tele' y Telecinco tienen numerosas denuncias pendientes, destacando la de los presuntos espionajes a famosos con técnicas ilegales. La cadena ha conseguido acallar algunas de las denuncias, pero tienen mucha tela que cortar todavía. Es más, hace menos de un año tuvieron que indemnizar por despido ilegal a Antonio David Flores. Precisamente, ese es el motivo con el que todo el lío judicial empezó contra Telecinco, a la par que se vieron superados por una crisis de share generada a raíz de la tendenciosa 'docuserie' sobre Rocío Carrasco.