Si eres una persona a la que le gusta la cocina (meter una pizza precocinada al horno o calentar algo en el micro no es cocinar), sabrás lo tedioso de limpiar sartenes en muchas ocasiones. Por mucho que las friegues, tienden a ensuciarse y engrasarse con rapidez, dando un aspecto descuidado y pegajoso. Pero existe un producto mágico que te ayudará a dejarlas como nuevas y que puedes encontrar en Mercadona. Se trata del bicarbonato de sodio, uno de los productos imprescindibles en todo hogar.

Ya sabes que tiene muchos usos, entre ellos que puede ser muy eficaz en diferentes trucos caseros de limpieza, higiene y belleza.

¡Vamos allá con algunos trucos para mantener las sartenes de casa como nuevas desde el día en que las compras. Trucos, por ejemplo, como no echarles agua fría cuando se mantienen calientes después de cocinar con tal de no dañar su adherencia. Y sí, es probable que esto sea uno de los vicios más comunes y que lo hagas a diario casi sin darte ni cuenta.

Si ya es tarde y tus sartenes tienen ya una película de grasa que parece insalvable, tranquilo. Aquí te dejamos algunos trucos para 'recuperarlas' y trucos para dejarlas relucientes.

Para la base de la sartén

Emplear bicarbonato y vinagre es una opción para eliminar la suciedad de la base de la sartén. De este modo se eliminarán, además, los malos olores y desinfectará el utensilio.

Puedes espolvorear bicarbonato de sodio sobre la base de la sartén (culo) y cubrirla por completo. Posteriormente incluye vinagre por encima y deja reposar unos 20 minutos. Frota con paciencia... ¡Y listo! Eso sí, recuerda hacer movimientos circulares ayudándote de un estropajo de aluminio.

Pasos a seguir para limpiar el culo de una sartén

  1. Espolvorea bicarbonato de sodio sobre la base de la sartén
  2. Incluye vinagre
  3. Deja reposar 20 minutos
  4. Frota con un estropajo de aluminio con paciencia y con movimientos circulares

Truco para mantener limpias y relucientes tus sartenes SD

Para la superficie antiadherente

Utiliza sal común. Es un truco que no solo limpiará el utensilio, sino que además le vendrá muy muy bien a sus propiedades antiadherentes.

En este sentido, coloca la sartén limpia en el fuego y cuando esté caliente aplica tres cucharadas grandes de sal. Espera unos tres minutos y al oscurecerse la sal retírala del fuego para que se enfríe.

Es común: te despistas y... ¡Pam! Se te ha pegado la comida a la sartén. Sobre todo puede suceder con filetes o con tortillas (si las sartenes no son las idóneas para su elaboración.

¿Cómo quitar los restos de comida pegada en las sartenes?

La capa negra que se forma puede parecer imposible de quitar, pero conseguirlo no supondrá un gran esfuerzo si tienes a mano suavizante, como el típico que se usa para lavar la ropa. Echa un poco y deja reposar un tiempo estimado de dos-tres horas. Listo. La suciedad se habrá desincrustado.

Acaba enjuagando bien la sartén con abundante agua y jabón.

Para devolverles el brillo a las sartenes

Tengas vitrocerámica o fuegos, es bueno que tengas limpiador que pueda eliminar la suciedad de la vitrocerámica en casa. Pues bien, emplea un poco del limpiador habitual que uses en la vitro en la base y espera una serie de minutos.

Usa un estropajo de aluminio habitual para quitar los residuos y se irán fácilmente. Por último, enjuaga bien con agua y jabón.