Dani Alves todavía se aclimata a su nueva vida en prisión. El ex futbolista del FC Barcelona espera en la cárcel al juicio tras haber sido acusado de una presunta violación a una chica de 23 de años en una famosa discoteca de la Ciudad Condal. El brasileño fue enviado a la prisión de Brians 1 en primera instancia, sin embargo, la Conselleria de Justicia de la Generalitat de Catalunya y los Mossos d'Esquadra han decidido trasladarlo a Brians 2, ya que este centro penitenciario cuenta con menos reclusos.

Alves está encerrado sin fianza después de que la jueza sustituta del juzgado de instrucción número 15 de Barcelona considerara que existía un claro riesgo de fuga, por el poder económico del ex futbolista y por no haber acuerdos de extradición entre Brasil y España.

En ese sentido las autoridades catalanas han tomado la decisión, al no tratarse de un preso más, de trasladar a Brians 2 a Dani Alves ya que esta institución cuenta con menor número de presos encarcelados y por lo tanto la posibilidad de que se filtren imágenes del acusado es menor. Así como la seguridad física del mismo Alves por tratarse de un famoso futbolista.

7

Así es la prisión en la que está encerrado Dani Alves: Brians 1 Redacción SD

Según informa El Periódico de Catalunya, medio del grupo Prensa Ibérica, en la llegada de Dani Alves a esta nueva cárcel no ha quedado nada a la improvisación. El traslado del brasileño se produjo el pasado lunes y se le recolocó en su nueva celda. Allí comparte encierro con un 'preso de confianza' que le enseñará al futbolista cómo es la vida en Brians 2 para cualquier recluso.

Alves está en una celda de seis metros cuadrados en la que según informó El Partidazo de COPE, dispone de ducha propia para no mezclarse con el resto de prisioneros, en aras de mantener su privacidad y seguridad. Sin embargo no deja de ser curioso que este compañero de celda tenga el mismo apellido de otro ex del FC Barcelona: Coutinho.

Este es el encargado de ayudar a Alves en su adaptación a sus días entre rejas y, además se trata de un preso acusado también de un delito sexual como Alves. Una nueva vida que arranca a las 08:00 y termina con el apagado de luces a las 22:00 horas