La Isla de las Tentaciones es un programa que alimenta e incita a las infidelidades. Por lo menos de las parejas que deciden participar. Todas llegan aparentemente ilusionadas y prometiéndose amor eterno, pero con muy pocos minutos de programa ya se puede ir haciendo una quiniela de cuernos. Y, sí, la sexta edición del programa de Telecinco va a batir todos los récords.

Recordemos que son cinco las parejas que han llegado de la mano a La Isla de las Tentaciones:

  • Lydia y Manuel
  • Marina y Álex
  • Naomi y Adrián
  • Laura y Alejandro
  • Elena y David

Los últimos serán los primeros y por ello arrancamos con la pobre Elena, que perdió la 'H' de su nombre en el registro y a su novio David en 'La Isla de las Tentaciones'. Él está encantado de conocerse y por ello hablaba de una pareja a lo 'Barbie y Kent'. Ideales, vamos. Pues nada de eso. Ella se desmayó en una hoguera tras ver las imágenes de su entonces pareja y es que David le puso los cuernos. Tranquila, tranquila, decía el sinvergüenza. ¡Ja!

Alejandro y Laura son otra pareja considerada de guapos y es que se conocieron en un certamen de Míster España. Se liaron y llevaban la friolera de 6 meses juntos antes de entrar al programa. Vamos, que casi ni se conocen, aunque él repitió en incontables ocasiones que la gallega era la futura madre de sus hijos. Todo puede ser, pero lo cierto es que ambos cayeron en la tentación y se pusieron cornamenta.

Alejandro y Laura, de La Isla de las Tentaciones Telencinco

Cuernos de venganza en La Isla de las Tentaciones

Adrián y Naomi son la pareja que más imágenes está generando en las primeras horas grabadas. Y no es para menos. Ella es una vocinglera de muy mal carácter e incontrolable pronto. Él es una especie de mezcla entre Mr. Bean y Chechu el de 'Médico de Familia'. Parece que ella le puso los cuernos bien pronto, lo que le llevó a él incluso a abandonar una hoguera y posteriormente 'vengarse' al liarse con Keyla, primer participante transexual de la historia de 'La Isla de las Tentaciones'.

Vamos a por Álex y Marina. El chico ya mostró en la primera noche sus complejos al saberse el más feo de los presentes y no ser capaz de competir con los aspirantes de la otra villa en lo que a músculos se refiere. Eso sí, afirmó estar muy orgulloso de su "rabo", asegurando que en eso no podía competir el soltero que le gustaba a Marina. Pues tranquilidad, que a ella no le gustaba uno... sino otro. Marina no tardó prácticamente nada en serle infiel con Manu. Hasta el rabo todo es toro, Álex.

Manuel y Lydia se conocieron por redes sociales y él tenía infidelidades en su historial, aunque prometía que nunca se lo haría a ella. Y ya se sabe: Prometer y prometer hasta meter; y una vez metido, olvidar lo prometido. Él no quiso ponerse barreras y le metió un gol a su novia por toda la escuadra. Cuernos al canto para confirmarse así el pleno de infidelidades en las parejas.