Locura total en Lidl. El supermercado vuelve a triunfar con un producto para el hogar, en esta ocasión se trata de alfombras. Ahora que vamos de cara al invierno pueden convertirse en un elemento importante para decorar nuestro salón y mantenerlo más cálido. Nos ayudan a proteger el suelo de nuestra vivienda, visten con mucho estilo nuestros hogares, nos ayudan a delimitar espacios y hacen más agradable nuestras pisadas cuando caminamos. Todo esto lo sabe Lidl, y por eso ha sacado al mercado una verdadera ganga: sus nuevas alfombras que tienen el irrechazable precio de 9,99 euros.

Están fabricadas con materiales de gran calidad: con 100% de poliamida que aportan gran durabilidad y resistencia a este producto. Sin embargo, el fabricante hace algunas recomendaciones para que su cuidado. Es recomendable lavar las alfombras a máximo 30°C en la lavadora, y nunca deberíamos emplear ningún tipo de blanqueador, secarlas en la secadora o plancharlas. Además, son aptas para suelo radiante.

Hay tres modelos diferentes. SD

El supermercado ofrece el producto con tres modelos diferentes, para que podamos elegir el que más nos guste. Los estampados son: en círculos, con estrellas o en un calor gris oscuro. Las medidas del producto son perfectas para amoldarse a cualquier tipo de vivienda, ya que son de 67x140 centímetros y con un peso muy ligero de tan solo 745 g.

Más allá de estas alfombras, que van a ser un nuevo éxito de ventas, el supermercado ofrece también otras alternativas, como alfombras para el baño, para las habituaciones de los niños o un felpudo antirobos, también a buen precio y de buena calidad, aunque no sea una oferta tan atractiva como la de este producto.

Fácil limpieza

Las alfombras son uno de los elementos decorativos que más servicio dan, pero también es cierto que son uno de los que más suciedad acumulan. Al tratarse de un producto que ponemos en el suelo y pisamos continuamente, es de lo más normal es que se llene de suciedad y aparezca alguna mancha indeseada. La limpieza de las alfombras puede presentarse como una tarea complicada, aunque el producto de Lidl puede meterse en la lavadora, pero también hay otras formas de hacerlo sin prácticamente sin esfuerzo. La principal es el aspirador, si lo pasamos habitualmente evitamos que acumule demasiada suciedad. Otra alternativa es la limpieza en seco con bicarbonato y sal, mientras que si ya tiene manchas puedes utilizar agua con vinagre para limpiarla.