La temida presencia de radares de tráfico en las vías circulatorias presenta una novedad importante para los conductores españoles. Una orden ministerial modifica el control metrológico de estos aparatos y hace que cambie su homologación. 

Hasta ahora tanto los radares fijos como los móviles que coloca Tráfico siguen la norma del 5 y del 7 para determinar cuándo hay sanción o no. Cuando la velocidad no supera los 100 km/h, el margen de tolerancia es de +/-5 km/h en los radares fijos y del +/-7 km/h en los móviles. Para las mediciones que superen los 100 km/h, +/-5 o +/-7 %.