Mario Picazo advierte de la llegada de un huracán

La tormenta marcará el inicio de la temporada

Mario Picazo lanza una nueva advertencia.

Mario Picazo lanza una nueva advertencia. / eltiempo.es

La temporada de huracanes de 2024 ha comenzado de manera anticipada con la formación de la Tormenta Tropical Alberto, y el reconocido meteorólogo Mario Picazo ha lanzado una advertencia crucial sobre su llegada. Este fenómeno marca un inicio temprano y potencialmente activo de la temporada, generando preocupación y la necesidad de estar preparados ante posibles impactos severos en diversas regiones.

La Tormenta Tropical Alberto se ha desarrollado en el Atlántico, sorprendiendo a expertos y ciudadanos por igual debido a su formación antes del inicio oficial de la temporada de huracanes, que tradicionalmente comienza el 1 de junio. Mario Picazo, con su vasta experiencia en meteorología y su habilidad para comunicar riesgos climáticos, ha enfatizado la importancia de tomar en serio esta tormenta, dado que puede ser un precursor de una temporada particularmente activa.

Alberto se ha caracterizado por su rápido desarrollo y su trayectoria incierta. Según los últimos reportes del Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés), la tormenta presenta vientos sostenidos de 85 km/h y se mueve en dirección noroeste a una velocidad de 20 km/h. Se espera que toque tierra en alguna parte del sudeste de Estados Unidos, aunque su trayectoria aún puede cambiar, afectando potencialmente a más áreas en el Caribe y la costa este de Norteamérica.

Mario Picazo ha subrayado que, aunque Alberto no ha alcanzado la categoría de huracán, su potencial destructivo no debe subestimarse. Las tormentas tropicales pueden causar inundaciones significativas, deslizamientos de tierra y cortes de energía, especialmente en áreas vulnerables y con infraestructuras deficientes.

¿Qué estados afectará la tormenta tropical Alberto?

La llegada de Alberto traerá consigo lluvias torrenciales, fuertes vientos y posibles formaciones de trombas marinas en varias regiones del país. Las lluvias torrenciales (150-250 mm) afectarán principalmente a Campeche, Chiapas, Quintana Roo, Tabasco y Yucatán. Oaxaca y Veracruz enfrentarán lluvias intensas (75-150 mm), mientras que Puebla tendrá lluvias muy fuertes (50-75 mm). Además, se esperan rachas de viento de 60-80 km/h y oleaje de 2-4 metros en las costas de Quintana Roo y Yucatán, con posibles trombas marinas.

En las costas de Campeche, Chiapas, Oaxaca, Tabasco y el sur de Veracruz, se pronostican vientos de 40-60 km/h y olas de 1-3 metros, con la misma posibilidad de trombas marinas. Las autoridades han instado a la población a mantenerse informada y tomar precauciones. Deben evitar cruzar ríos y arroyos crecidos, asegurar objetos susceptibles de ser arrastrados por el viento y contar con un kit de emergencia preparado.

Las intensas lluvias y fuertes vientos también pueden causar deslaves, incrementos en los niveles de ríos y arroyos, desbordamientos e inundaciones en zonas bajas. Además, se prevén posibles trombas marinas en las costas de Tamaulipas y Veracruz, por lo que las autoridades llamaron a las embarcaciones marítimas a extremas precauciones.