Calcetín en la persiana: adiós a la suciedad del exterior

La parte de fuera está sometida a las inclemencias del tiempo y a los agentes atmosféricos, mientras que la cara interior se verá más afectada por el polvo y la suciedad

Adiós a la persiana, Ikea tiene la nueva tendencia que cada vez instala más gente

Adiós a la persiana, Ikea tiene la nueva tendencia que cada vez instala más gente

P. O.

Para tener una casa en perfecto orden, no hay que subestimar la limpieza de las

persianas

enrollables. La suciedad y el polvo se acumulan con facilidad y es bueno conocer las reglas básicas para deshacerse de cualquier problema de inmediato.

Las

persianas

eléctricas, en particular, son delicadas y, por lo tanto, requieren un cuidado especial. Antes de saber cómo limpiar persianas y contraventanas en unos pocos pasos, conviene hacer una evaluación: las "dos caras" de las persianas se desgastan de forma diferente. La cara exterior estará sometida a las inclemencias del tiempo y a los agentes atmosféricos, mientras que la cara interior se verá más afectada por el polvo y la suciedad. Por lo tanto, será necesario evaluar el material del que están hechas las persianas para elegir el mejor tratamiento de limpieza. En general, el primer paso consiste en eliminar "el bulto" limpiando con un paño suave. En las zonas más insidiosas, en cambio, intervenga con un cepillo de cerdas suaves. Las persianas eléctricas también deben limpiarse del polvo en el interior de la caja de la persiana.

Quienes tengan contraventanas de plástico o aluminio pueden lavarlas fácilmente con una mezcla de jabón de Marsella y vinagre blanco. Una combinación fabulosa para desengrasar y abrillantar. Basta con frotar la mezcla resultante con un paño de microfibra y listo. Sin embargo, en el caso de las contraventanas de madera, la situación es diferente. Recomendamos lavar las superficies con agua tibia y jabón neutro. Una alternativa más suave, pero igualmente eficaz, es el vapor. Ideal para

persianas

eléctricas de PVC.

Lana y medias: dos grandes trucos en la lucha contra la suciedad

Para eliminar el polvo rápidamente, otro remedio es utilizar prendas de lana viejas. La lana es capaz de atraer y retener el polvo. Además de los jerseys de lana, los viejos leotardos de microfibra también son perfectos para limpiar las persianas enrollables. Basta con pasar el calcetín por las superficies para capturar el polvo en un abrir y cerrar de ojos. Por último, no hay que subestimar la eficacia de las pinzas de cocina. Enrolle un paño de microfibra alrededor de las pinzas y sujételo con una goma elástica. A continuación, pase las pinzas por cada lado de la persiana o estor para eliminar eficazmente la suciedad y el polvo. Para un resultado perfecto, no te olvides del cristal. Con los trucos adecuados, los cristales y espejos brillarán en 5 minutos. Para embellecer los alféizares de las ventanas, las plantas son siempre una garantía, mejor aún si las plantas aromáticas son indispensables en el hogar. La albahaca, por ejemplo, es imprescindible, y basta con conocer los trucos adecuados para que incluso la planta en maceta comprada en el supermercado dure más.