Tras unos meses en los que nos hemos acostumbrado a mirarnos con la mascarilla, quizás hayas experimentado la rara sensación de ver a algún famoso/conocido sin ella y ver cómo ha envejecido o simplemente crecido. Es lo que ha pasado con la Infanta Sofía, que se ha sometido al primer cambio físico (bien podría ser un cambio por salud dental).

La benjamina de la Zarzuela habría pasado por el dentista y ahora luce una dentadura perfecta, una metamorfosis que también vivió su madre, la reina Letizia.

Tras meses de restricciones, ambas posaron con el resto de la familia ante las cámaras y con sus caras descubiertas. Fue en la cena de gala que los Reyes ofrecieron en el Palacio Real al presidente italiano, Sergio Mattarella y en la que la familia al completo posó en una estampa muy navideña. "Feliz Navidad y próspero año nuevo 2022. Con todo afecto y nuestros mejores deseos”, dijeron.

Una estampa navideña en la que destacó la Infanta Sofía

Todos se fijaron en un mismo detalle. En la sonrisa de la Infanta Sofía se nota que ha corregido la posición de sus dientes mediante la implementación de un aparato especializado. La salud bucodental es importantísima y en la Familia Real se la toman muy en serio. Por eso, la hija de Letizia, fiel reflejo de su madre hasta para el estilismo, tomó el testigo de su madre y se arregló la dentadura como también había hecho ella meses atrás.