Ibai Llanos es todo un personaje. El streamer vasco es un referente para miles de jóvenes y su relación profesional con Gerard Piqué le ha catapultado todavía más alto. Si a cada uno de sus muchos seguidores les pides que definan a Ibai, la mayoría empezarán diciendo que es un streamer gordo con barba que hace mucha gracia. Pues por ahí quiere empezar a cambiar el ya empresario. Está harto de arrastrar una evidente y peligrosa obesidad. El propio Ibai es el primero que le sabe y ha intentado en numerosas ocasiones ponerle fin.

"He fallado setenta veces intentándolo teniendo todos los medios disponibles", reconoce el vasco. Sin embargo no se rinde por ello: "Pero me la suda, lo seguiré intentando". Con esto Ibai anuncia que ha empezado su cambio físico y espera que esta vez sea la definitiva.

Además, ha trasladado su apoyo a los seguidores que también tienen problemas de sobrepeso. "Mucho ánimo a todos los que estáis buscando un cambio en vuestra rutina o físico. Vamos, que se puede, cojones", concluye el streamer en pleno proceso para adelgazar.