Que la noche San Juan es un día de excesos a la hora de comer y beber no es algo nuevo. Y es que el consumo de alcohol se dispara, circunstancia con múltiples efectos secundarios. Uno de los más reconocidos por quien los sufre es la resaca, un malestar que afecta al 34% de la población adulta tras una noche de juerga.

Más allá de la cantidad de alcohol ingerido, son muchos los factores que influyen en la intensidad de la resaca, desde nuestro peso a la proporción de agua y grasa de nuestro cuerpo, la hora de día en la que se produce la ingesta, el tipo de bebida alcohólica que consumimos e incluso nuestro estado de ánimo.

Dolor de cabeza, cansancio y malestar general son los síntomas clásicos la resaca. Sea más o menos intensa, todos podemos combatir esta incómoda compañera de viaje del día después de la fiesta con una serie de remedios caseros que son comunes para todos. A algunos estas recomendaciones les funcionarán mejor y a otros peor, pero olvídate de los falsos mitos que circulan por Internet y sigue estos sencillos consejos si tras una noche de juerga quieres que tu resaca sea lo más llevadera posible:

Bebidas deportivas para mejorar los electrolitos

El camino a la recuperación podría comenzar con la hidratación. Cuando tienes resaca estás deshidratado y los niveles de electrolitos son bajos. El consumo de una bebida deportiva, el agua de coco o una bebida para aumentar los electrolitos antes de ir a la cama o tan pronto como te levantes pueden ayudarte a reemplazar los electrolitos. O tan simple como centrarse en beber agua, esto ayudará al organismo a recuperarse de una resaca.

Salmón

Se cree que los niveles bajos de vitaminas B6 y B12 intensifican las resacas. El salmón es rico en ambas vitaminas B y te ayudará a alcanzar niveles más adecuados de estas vitaminas.

Mangos y otras frutas

Existen evidencias de que los azúcares naturales que se encuentran en la miel y las frutas podrían ayudar a eliminar el alcohol del organismo un poco más deprisa. Buenas opciones incluyen los mangos, las uvas, las peras, la sandía y las bananas.

Alimentos 'sosos'

Esto es lo que los dietistas llaman la dieta 'BRAT' por las siglas en inglés de bananas, arroz, puré de manzana y tostadas. Estos alimentos básicos son fáciles de digerir por el organismo. Además, tienden a contener hidratos de carbono, que pueden ayudar a fomentar el azúcar en sangre. También pueden ayudar a aliviar el malestar de estómago y a decir adiós a la resaca.

Jengibre

Los alimentos con jengibre como el pan o las galletas ayudan a reducir las náuseas y mejorar el malestar estomacal recurrente cuando se pasa por una resaca.

Huevos con bacon

Unos huevos con beicon. Aunque parezca una broma no lo es. Los huevos contienen una sustancia denominada cisteína que varios estudios han confirmado que elimina una sustancia que se acumula en el cuerpo cuando se bebe demasiado, el aldehído. El beicon, por su parte, es rico en aminoácidos, que también combaten la resaca

Miel

Un par de cucharadas después de levantarse pueden ser suficientes, aunque depende de la cantidad de alcohol ingerido. La miel es rica en potasio y fructosa, elementos que se pierden cuando se ha bebido demasiado.

Chocolate

Eleva el nivel de azúcar del cuerpo, lo que facilita la digestión del alcohol y ayuda a eliminar toxinas. Un truco es derretir varios trozos de chocolate negro en agua o agua de coco (contiene electrolitos como potasio, calcio o sodio) para rehidratar el organismo.

En cuanto a las reconfortantes duchas, hacerlo con agua muy caliente también es contraproducente si lo que quieres es no sufrir resaca. El agua caliente hace más difícil que el cuerpo vuelva a hidratarse, así que es mejor probar con algo más fresquito. Los paños fríos con lavanda en la frente son perfectos para esta labor. El frescor del agua, sumado a las capacidades reconstituyentes de la lavanda ayudarán a hacer desaparecer tu dolor de cabeza.