Llega septiembre y con el nuevo mes el final de las vacaciones. Lamentablemente toca volver a casa y afrontar un montón de obligaciones en el hogar antes de iniciar definitivamente la rutina.

Ahora bien, tras los meses de descanso puedes encontrar un buen momento para ponerte en serio con la comida. ¡Es el momento perfecto para comenzar una dieta!

Primer consejo antes de comenzar una dieta: visita a un especialista

Lo primero que debes saber es que lo más aconsejable es que te pongas en mano de un profesional. De poco (o nada) sirve hacer la guerra por nuestra cuenta. Ellos son especialistas en materia alimentaria y si decides ponerte a punto a nivel de alimentación debes recurrir a sus consejos.

Ahora bien, si por dinero o por tiempo prefieres regular tu alimentación por tu cuenta podrías incurrir en algunos errores. Son los clásicos errores que todos hemos cometido alguna vez sin darnos cuenta.

Trucos para adelgazar rápido

Lo primero que debes saber es que no hay trucos para adelgazar rápido que no requieran esfuerzo. Ni dietas milagro que valgan. Si quieres quitarte esos kilitos de más vas a tener que trabajártelo.

Te puede interesar:

Puedes pensar que el ayuno, la dieta sin proteínas, la dieta del agua o dieta líquida o incluso la dieta de los bocadillos pueden ser suficiente, pero no. ¿Buscas consejos para perder peso? Atiende a esto. Lo primero que debes evitar es ciertos comportamientos que podrían lastrarte al inicio de esta nueva andadura.

  • Hacer ayuno. Si lo haces espontáneamente puede no servirte de nada. Más bien, puedes frenar tu metabolismo y hacer que no gaste energía o queme calorías. Lo recomendables es hacer entre 4 y 6 comidas diarias regulando la ingesta de proteínas, de hidratos de carbono y de grasas.
  • No te saltes comidas. Pasar por alto una comida porque así 'evito' las calorías es un error. Luego vendrá el 'efecto rebote' y pasarás a comer el doble de lo necesario. No es una buena conducta alimentaria.
  • No elimines los superalimentos de tu dieta, aquellos repletos de vitaminas, minerales y proteínas. Es importante consumir principalmente frutas y verduras y a partir de ahí suplementar la alimentación con algún tipo de carne o de pescado.
  • Evita los productos light o zero, sobre todo los refrescos. Engordan menos, pero sigue siendo más saludable beber agua. Además tu cuerpo te lo agradecerá.
  • No abandonar el alcohol, principal punto para regular la llamada grasa visceral. El alcohol está prohibido, tanto como otros alimentos que debes evitar sí o sí en una dieta. Son los alimentos prohibidos.
  • No comas a deshoras. Intenta regular y planificar tus comidas.
  • No encuentres cualquier motivo para 'saltarte' la dieta.
  • Hacer dieta no es solo comer 'verde'.
  • Debes beber una media de dos litros diarios de agua. Pensar que sin agua la piel se apura más al músculo es un error y no es saludable.
  • Evitar la sal o los condimentos (especias). No engordan y además le darán un toque diferencial a tus comidas.