Cuenta con tantos adeptos como negados. Pero te interesa y mucho si estás pensando en hacer dieta antes de que lleguen las fiestas navideñas y con ellas los excesos. Tiene un alto contenido en fibra, 25 calorías por 100 gramos, un perfil nutricional muy completo ya que aporta muchas vitaminas al organismo y, además, es una gran fuente de antioxidantes que protegen de enfermedades. Todas estar propiedades beneficiosas para la salud se le atribuyen a la coliflor, considerada un superalimento al pertenecer a la familia de las “grassicacae” (repollo, col, berza, brócoli, coles de Bruselas y romanesco).

En dietas es un auténtico aliado gracias a su facilidad para introducirlo en diferentes platos o menús. Por un lado, es un alimento muy saciante que, además, tiene un alto contenido en fibra que favorece el tránsito intestinal. Además, tiene casi un 92% de agua, algo muy importante en dietas que buscan la pérdida de peso. La última de las razones por las que la coliflor es una buena aliada para adelgazar es su versatilidad para cocinar. Es una sustituta perfecta para otros alimentos más calóricos como el arroz o las harinas.

Prevención del cáncer

A día de hoy, la coliflor está considerada como uno de los mejores protectores frente al cáncer de colon o de próstata. Al igual que otras verduras de la misma familia, la coliflor tiene gran cantidad de glucosinolatos e isotiocianatos, dos antioxidantes que podrían ayudar a detener el crecimiento de las células cancerígenas.

Su consumo también está relacionado con la disminución del riesgo de padecer enfermedades coronarias. Además, previene enfermedades intestinales como las diarreas o la inflamación del intestino.