Cada día encontramos decenas de dietas y trucos para adelgazar, pero no todos funcionan. La clave pasa por alcanzar el déficit calórico y eso se puede alcanzar de numerosas maneras. Lo primero es hacer ejercicio y lo segundo y más importante, cuidar tu alimentación. Sencillos trucos para cambiar nuestros hábitos alimenticios sin caer en los falsos mitos existentes al respecto.

Hay alimentos que no pueden formar parte de nuestra rutina alimenticia porque sí que entorpecen ese camino hacia la pérdida de peso, pero hay otros que han sido denostados sin un motivo real. Te ponemos dos ejemplos, el chocolate y el pan. El primero incluso tiene una dieta basada en este riquísimo producto y el segundo es mejor y más necesario de lo que piensas. No es plan de hincharte a bocadillos, ni mucho menos. Evidentemente no vale cualquier tipo de pan, ya que la apuesta debe estar en el pan integral.

Propiedades del pan integral para adelgazar

El pan integral es alto en contenido de fibra y tiene un claro efecto saciante y los especialistas cada vez lo incluyen más en las dietas. Tiene más propiedades y menos calorías que el pan blanco tradicional. Lo primer es que una buena porción de pan integral tiene 44 calorías, por 77 del blanco. A su vez, la fibra te hará que mejore su tránsito intestinal.