Los hábitos que tenemos desempeñan un papel mucho más importante de lo que te crees a la hora de desarrollar una enfermedad como el cáncer. En este sentido, se estima que entre el 30 y el 50% de los casos de cáncer son evitables. ¿Cómo? Sencillo, sabiendo que entre los diferentes factores de riesgo relacionados están el sobrepeso y/o la obesidad, la inactividad física o una dieta deficiente con un bajo consumo de alimentos de origen vegetal. Cuantas más de estas características podamos abarcar, mayor será nuestro riesgo a sufrir una enfermedad como el cáncer.

Y el asunto es seriamente peligroso. En 2020, por ejemplo, los casos de cáncer ascendieron a 10 millones a nivel mundial, siendo una de las principales causas de mortalidad en todo el mundo. En España no es para menos, ocupando una de las principales causas de mortalidad con hasta 113.000 fallecimientos el mismo año. Y lo peor es que para 2040 se espera, de acuerdo a estudios médicos y científicos, que las cifras suban y que en este país ronden los 160.000 fallecimientos diarios, siempre teniendo en cuenta que los hábitos no habrán mejorado.

¿Cómo influye una buena alimentación en la posibilidad de sufrir un cáncer?

Los estudios epidemiológicos realizados hasta la fecha han llegado a una clara conclusión. Nos centraremos en las conclusiones de NutriNet-Santé, que llegaron a la conclusión de que se pueden reducir hasta en un 14% los riesgos de cáncer por todas las causas en aquellos sujetos con un mayor consumo de alimentos de origen vegetal, esto es... de frutas y verduras.

Frutas y verduras buenas para combatir el cáncer SD

El estudio Segovia-Siapco recopiló datos en una muestra de 100.000 sujetos de dos cohortes muy concidas, la del Estudio de Salud Adventista-2 (AHS-2) y el Estudio Prospectivo Europeo Sobre el Cáncer y Nutricion (EPIC). El análisis constanto una redución del 16-19% y del 11-19% del riesgo de cáncer en la población vegana y vegetariana, respectivamente.

Compuestos en alimentos contra el cáncer

En alimentos de origen vegetal se han identificado multitud de compuestos fotoquímicos con potencial efectos beneficios en nuestra salud. Algunos son:

  • Fitoquímicos como la curcumina
  • Resveratrol
  • Sulforafano

Todos han demostrado tener una acción antioxidante y su posible actuación frente al cáncer. Estos compuestos son capaces de activar los sistemas de célidas en defensa antioxidante, de reducir el daño de ADN, de modular los mecanismos de inflamación e inhibir la proliferación celular.

Una diferencia casi imperceptible en un gen provocaría que los seres humanos tengan más probabilidades de desarrollar cáncer que otros primates. Crédito: Sangharsh Lohakare en Unsplash.

Alimentos a evitar en la lucha contra el cáncer

El cáncer es una enfermedad de la que todavía se sabe demasiado poco. No es posible tener la garantía de que no lo vamos a sufrir, pero sí se puede reducir la probabilidad teniendo hábitos saludables. Entre ellos, es muy importante cuidar la alimentación. Para ello es más que recomendable evitar ciertas comidas.

Una serie de investigaciones con modelos animales refuerzan la hipótesis de que estos alimentos incrementan la probabilidad de aparición de células cancerosas. Estas se alinean con un informe que publicó la Organización Mundial de la Salud en 2015 sobre el cáncer de colon. Son concretamente tres los elementos señalados.

Bebidas alcohólicas

Se habla mucho del tabaco, pero el alcohol, como droga, aumenta el riesgo de desarrollar cáncer. Los tipos más frecuentes relacionados con este consumo son el de cabeza y cuello, el de mama, el de esófago, el de hígado y el de colon. Los órganos que entran en contacto con estas bebidas son los que más vulnerables quedan.

Carne roja

La OMS lleva años insistiendo en la necesidad de reducir el consumo de las carnes rojas. Principalmente por su vinculación con las enfermedades cardiovasculares, pero también por el cáncer de mama y de colon. Estos dos tipos aparecen con mayor frecuencia cuando se come abusivamente este alimento. Animales como la vaca o el cerdo están entre los señalados.

Alimentos ultraprocesados

En las últimas décadas se ha disparado el consumo de comidas y bebidas ultraprocesadas, es decir, repletas de aditivos artificiales. Esto implica una presencia ingente de grasas y azúcares, con el impacto negativo que ello implica en nuestra salud. El 'truco' para identificar si un alimento está ultraprocesado es consultar la etiqueta de la composición: si tiene más de cinco ingredientes, huye de él.