No años pasan para todos. Y el cuerpo lo nota. Aunque es una de las zonas donde aparece la temida flacidez, con una buena rutina de entrenamientos podrás presumir de brazos tonificados y decirle adiós a las famosas alas de murciélago.

No debes resignarte. Apúntate estos ejercicios, ponlos en práctica y en pocas semanas tendrás de nuevo los brazos firmes.

A partir de los 40, sobre todo, es normal que tus brazos comiencen a perder su firmeza. Esto ocurre porque disminuye la masa muscular y aumenta el tejido grasos de los mismos por los cambios en tu organismo.

Para volver a recuperar la firmeza de tus brazos, no hará falta que te machaques en el gimnasio. Basta con seguir esta sencilla rutina de cuatro ejercicios que podrás hacer en tu casa con unas simples mancuernas.

Brazos en cruz

Con una mancuerna de 2 kg en cada mano, inclina el tronco hacia delante y abre los brazos en forma de cruz. Mantente quiero durante unos 20/30 segundos y luego regresa a su posición inicial. Repite así hasta seis veces.

Ejercicio con mancuernas en cruz SD

Pesas al pecho

De pie, con los pies algo separados y las rodillas ligeramente flexionadas, coge con cada mano una mancuerna y sube hasta la altura del pecho. Baja lentamente y así repite con series de entre 4 y 12 repeticiones.

Elevación frontal

En forma de sentadilla, extiende los brazos hacia delante con una mancuerna en cada mano. Con los brazos hacia abajo, ve haciendo elevaciones lentas alternando en cada lado. Tres o cuatro series de 10 repeticiones.

Zancadas

De pie, con los pies ligeramente separados y el tronco erguido, realiza zancadas. Son una especie de sentadilla con una pierna en ángulo de 90 grados y la otra igual en la dirección opuesta. 15 segundos cada zancada y repite tres veces con cada pierna.