Los mejores trucos para lavar y recoger el nórdico de la cama con la llegada del calor

Un cuidado adecuado del nórdico no solo mejora su durabilidad, sino que también contribuye a un ambiente de descanso más saludable y confortable

Lavar y recoger el nórdico de la cama con la llegada del calor es una tarea esencial para mantener la limpieza y el orden en el hogar.

Lavar y recoger el nórdico de la cama con la llegada del calor es una tarea esencial para mantener la limpieza y el orden en el hogar. / SD

Con la llegada del calor, uno de los cambios más significativos en la rutina del hogar es la necesidad de lavar y recoger el nórdico de la cama. Se trata de una tarea esencial para mantener la limpieza y el orden en el hogar. Siguiendo los pasos adecuados para lavar, secar y almacenar tu nórdico, puedes asegurarte de que esté en perfectas condiciones cuando llegue el momento de volver a usarlo. ¿Ya lo has hecho?

Además, optimizando el espacio de almacenamiento, puedes mantener tu hogar organizado y libre de desorden. Recuerda que un cuidado adecuado del nórdico no solo mejora su durabilidad, sino que también contribuye a un ambiente de descanso más saludable y confortable. Al implementar estos consejos prácticos, puedes disfrutar de un hogar limpio y bien organizado durante todo el año.

¿Por qué es importante lavar el nórdico?

El nórdico acumula polvo, sudor y otros residuos a lo largo del invierno. Al guardarlo sucio, estos contaminantes pueden causar olores desagradables y potencialmente dañar la tela. Por eso, es crucial lavar el nórdico antes de almacenarlo.

Pasos para lavar el nórdico

  1. Revisa la etiqueta de cuidado: Antes de lavar el nórdico, asegúrate de leer la etiqueta de cuidado. Esto te proporcionará información sobre la temperatura del agua, el tipo de detergente y si es apto para lavadora.
  2. Uso de la lavadora: Si el nórdico es apto para lavadora, utiliza un ciclo suave con agua fría o tibia. Usa detergente para prendas delicadas y evita el uso de suavizantes, ya que pueden dejar residuos.
  3. Lavado a mano: Si prefieres lavar a mano o el nórdico es demasiado grande para la lavadora, llénalo con agua fría o tibia y detergente suave en una bañera. Remoja el nórdico durante unos 30 minutos y luego enjuágalo bien para eliminar todo el jabón.
  4. Secado: El secado es crucial para evitar la formación de moho. Si utilizas una secadora, selecciona una configuración de baja temperatura. Agrega pelotas de tenis limpias para ayudar a mantener el relleno esponjoso. Alternativamente, puedes secar al aire libre en un lugar sombreado y bien ventilado.

Cómo guardar el nórdico

Una vez limpio y seco, es hora de guardar el nórdico de manera que ocupe el menor espacio posible y se mantenga en buen estado.

  • Uso de fundas de almacenamiento: Guarda el nórdico en una funda de almacenamiento de tela o algodón. Evita las bolsas de plástico, ya que pueden atrapar la humedad y causar moho.
  • Vacío al vacío: Utiliza bolsas de almacenamiento al vacío para reducir significativamente el volumen del nórdico. Estas bolsas eliminan el aire, compactando el contenido y protegiéndolo del polvo y la humedad.
  • Guardado en un lugar fresco y seco: Almacena el nórdico en un lugar fresco y seco, lejos de la luz directa del sol. Un armario bien ventilado es ideal. Si el espacio es un problema, considera guardarlo debajo de la cama o en un altillo.

Optimización del espacio

Aparte del uso de bolsas de vacío, hay otras estrategias para optimizar el espacio de almacenamiento de tu nórdico:

  1. Rollo compacto: En lugar de doblar el nórdico, enróllalo firmemente para reducir su tamaño. Este método puede ser más eficiente y evita que se formen pliegues permanentes.
  2. Utiliza organizador de ropa: Los organizadores de ropa que se cuelgan pueden ser una excelente manera de almacenar tu nórdico sin ocupar espacio en los cajones o estantes. Algunos tienen compartimentos específicos para artículos voluminosos.
  3. Almacenamiento vertical: Si tienes armarios altos, considera almacenar el nórdico en posición vertical en lugar de apilado horizontalmente. Esto puede ahorrar espacio y facilitar el acceso a otros artículos almacenados.