La Capilla Sixtina valenciana que deslumbra en el corazón del Carmen

En un de los barrios más emblemáticos de Valencia podemos encontrar una joya cultural que se asemeja a una de las mayores obras de arte europeas del mismísimo Miguel Ángel

Iglesia de San Nicólás, en Valencia

Comunitat Valenciana

En el corazón de unos barrios más emblemáticos de la ciudad de València se encuentra un tesoro cultural sin igual. La iglesia de San Nicolás de Bari y San Pedro Mártir, conocida popularmente como la iglesia de San Nicolás, es una de las joyas del patrimonio histórico y artístico ya no solo de Valencia, sino también de España. Y es que en la Comunitat Valeniana no solo se puede disfrutar de sus preciosas playas y paisajes naturales envidiables. Su oferta cultural y artística la convierten en un destino especial.

En la misma ciudad de Valencia, y en el barrio del Carmen se alza un tesoro artístico y arquitectónico que refleja la rica historia y el patrimonio cultural de la ciudad. La impresionante decoración barroca de la Iglesia de San Nicolás y su reciente restauración la convierten en una visita obligada para quienes deseen explorar la belleza histórica de Valencia, que cuenta con un fresco que nada tiene que envidiar a la Capilla Sixtina.

Historia

La iglesia de San Nicolás tiene un largo recorrido histórico que se remonta a tiempos de la Edad Media. Como es habitual en la zona del litoral mediterráneo, existe una relación estrecha entre la cultura musulmana y la valenciana por tantos años de mezcla entre ambas. Es por eso que en su origen, esta iglesia está construida sobre una antigua mezquita, en el siglo XIII, a raíz de una parroquia que se alzó tras la reconquista cristiana de Valencia por el rey Jaime I en 1238. Fue dedicada a San Nicolás de Bari, patrón de los marineros, y a San Pedro Mártir.

Arquitectura

A nivel arquitectónico, la estructura original de la iglesia es de estilo gótico, y en concreto valenciano. La iglesia presenta una planta de una sola nave con capillas laterales entre los contrafuertes. Con todo ello, la iglesia ha sufrido varias renovaciones de estilo Barroco. En el siglo XVII, la iglesia experimentó una importante renovación en estilo barroco, realizada entre 1690 y 1693. Esta renovación estuvo a cargo del arquitecto Juan Bautista Pérez Castiel y el pintor Dionís Vidal, discípulo de Antonio Palomino.

Decoración Interior

Las bóvedas y paredes del templo están adornadas con impresionantes frescos que narran la vida de San Nicolás de Bari y San Pedro Mártir. Estas obras maestras, que cubren una superficie de 1,904 metros cuadrados, fueron recientemente restauradas entre 2013 y 2016. Este proyecto de restauración, llevado a cabo por el Instituto de Restauración del Patrimonio de la Universidad Politécnica de Valencia y la Fundación Hortensia Herrero, ha sido ampliamente elogiado por devolver los colores vivos y los detalles intrincados a las pinturas, que habían sido oscurecidos por el paso del tiempo y el humo de las velas.

La iglesia también alberga valiosas obras de arte sacro, incluidas esculturas y retablos de gran importancia histórica y artística, que contribuyen a la riqueza cultural del templo.

Conocida como la "Capilla Sixtina Valenciana" debido a la magnificencia de su decoración interior, la iglesia de San Nicolás atrae a numerosos visitantes y turistas cada año. Su impresionante belleza y la atmósfera única la convierten en un destino imprescindible para aquellos que visitan Valencia.

Además de su función como lugar de culto, la iglesia de San Nicolás se ha convertido en un espacio dinámico para la cultura, acogiendo diversas actividades como conciertos y eventos culturales, gracias a su excelente acústica y su entorno incomparable.

La restauración de la iglesia de San Nicolás no solo ha preservado un importante patrimonio histórico y artístico, sino que también ha revitalizado uno de los lugares más emblemáticos de Valencia, consolidando su estatus como un referente cultural y turístico de la ciudad.

Complementa tu visita

La iglesia se encuentra en el corazón del barrio del Carmen, uno de los más antiguos y pintorescos de Valencia. La dirección exacta es Calle Caballeros, 35, y está cerca de otros puntos de interés turístico, como la Lonja de la Seda y el Mercado Central. También el Museo de las Bellas Artes de València, la segunda mayor pinacoteca de toda España.