03 de agosto de 2018
03.08.2018
ÚLTIMA HORA
COTIF 2018
Rusia 30Catar
 

A Rusia le bastó con menos de media hora para arrasar

El combinado dirigido por Galaktionov fue liderado por un sobresaliente Glushenkov, autor de un doblete

03.08.2018 | 11:13
Los rusos demuestran más solidez en cada partido y caminan con paso firme hacia el título.

Rusia goleó a Catar en menos de media hora en esta edición del COTIF. Glushenkov, por partida doble, y Glushkov fueron los autores de los tantos en un encuentro que se decidió por la vía rápida.

Los primeros instantes del encuentro tuvieron un protagonista destacado: el catarí Waad. El atacante protagonizó dos obuses prácticamente seguidos desde fuera del área que por poco no se convirtieron en gol. El primer disparo, con la zurda, salió lamiendo el larguero, provocando el 'uy' en la grada. El segundo, en cambio, obligó a lucirse a Grigorian. Sí atinó minutos después Glushenkov, quien sirvió un libre directo con un inmenso zurdazo que se coló en toda la escuadra tras golpear el larguero.

Tras el tanto, los euroasiáticos tomaron las riendas del partido y hasta en tres ocasiones pudieron anotar el segundo, las tres con Tsypchenko como protagonista. Si lo conseguiría la selección rusa minutos después, cuando Glushenkov de nuevo se zafó de su marcador por banda derecha para penetrar el área rival, donde fue derribado. Munuera Montero no lo dudó y señaló la pena máxima. El propio jugador ruso transformó el penalti.

Solo tardó seis minutos la formación dirigida por Mikhail Galaktionov a sentenciar el encuentro cuando solo se llevaban 26 minutos de partido. El propio Glushenkov se inventó un pase magistral de espuela para dejar solo sin marca a Glushkov, quien marcó a placer.

De nuevo Tsypchenko pudo anotar el cuarto, pero su remate fue rechazado por un defensor en la línea de gol. Catar lo intentaba a la contra con tímidas internadas que no inquietaban a Grigorian. Al filo del descanso, la selección del Golfo Pérsico pudo recortar diferencias, pero Grigorian despejó a córner.

La segunda parte fue un querer y no poder de los del Golfo Pérsico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

síguenos cada día en...